La edición 2013 del Salón Internacional del Turismo en Catalunya (SITC), que abrirá sus puertas este próximo viernes 19 hasta el 21 de abril, promoverá los destinos de proximidad, como alternativa para ayudar a dinamizar un sector que se perfila como uno de los motores de la recuperación económica. En España, el turismo es mucho […]

La edición 2013 del Salón Internacional del Turismo en Catalunya (SITC), que abrirá sus puertas este próximo viernes 19 hasta el 21 de abril, promoverá los destinos de proximidad, como alternativa para ayudar a dinamizar un sector que se perfila como uno de los motores de la recuperación económica.

En España, el turismo es mucho más que sol y playa. Representa el 11% del PIB y da trabajo a 2,5 millones de personas, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, el sector turístico español vive las dos caras de una misma moneda: en 2012 creció en número de llegadas de turistas internacionales, que gastaron más que nunca, pero se contrajo el turismo interno debido a la caída del consumo privado. 

Todo indica que la crisis empieza a pasar factura al turismo interno. En 2012, los españoles realizaron 158,9 millones de viajes, un -1,2% menos que el año anterior, de los cuales nueve de cada diez (146,6 millones) se efectuaron dentro de España, cifra un -0,5% inferior a la del 2011 (736.000 viajes menos), de acuerdo con el último informe del Instituto de Estudios Turísticos (IET).

Las pernoctaciones de los españoles en hoteles descendieron un 8,4%, también redujeron los gastos durante sus vacaciones (9,3%) y además viajaron menos al extranjero (el pasado año se registraron 12,2 millones de viajes internacionales, lo que supone un -8,6%). 

El actual contexto económico no parece favorecer la recuperación del turismo interno. En 2012 el PIB descendió un 1,4%, la tasa de paro alcanzó los 6 millones de desempleados (en el 10,5% de los hogares españoles todos sus miembros están sin trabajo) y el consumo privado descendió un 6,5% en el cuarto trimestre del 2012, mientras que en Francia, Reino Unido y Alemania creció un 1,3%, 2,1% y un 2,6%, respectivamente. 

En cambio, el sector turístico español vive un buen momento en el mercado exterior. El año pasado llegaron a España 57,7 millones de turistas internacionales, un 2,7% más que en 2011, que gastaron 55.600 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,7%. Estos buenos resultados han ayudado a equilibrar la balanza de pagos.

Uno de los motores de la recuperación económica

Según Raimon Martínez, presidente del SITC y asesor de la Organización Mundial del Turismo (OMT), “para ayudar a reactivar el turismo interno, esencial para garantizar la fortaleza de un sector que se erige como uno de los motores de la recuperación económica, es necesario asumir el cambio de paradigma. Las empresas turísticas deberían adaptar su oferta a la actual situación de crisis, ajustando los márgenes para ofrecer mejores precios a la espera de que la economía se recupere”.

Por ello, en esta edición el SITC promoverá los destinos de proximidad. Además de la oferta de comunidades autónomas, este año se ha creado un espacio dedicado al turismo rural y un área gastronómica para promocionar los atractivos culinarios de la Costa Brava y el Pirineo de Girona. De esta forma, el salón adapta su oferta a las necesidades de las familias, que no sólo podrán encontrar más de 50 destinos internacionales, sino también las mejores propuestas de turismo de proximidad.


{jathumbnail off}