Extremadura se posiciona como uno de los principales destinos de turismo saludable gracias al proyecto WWT (Wellness, Water & Tourism), presentado esta mañana en Madrid por el Clúster del Turismo de Extremadura y cuyo objetivo es vincular el agua, el recurso turístico más importante de Extremadura, con el turismo de salud.

“Extremadura es sinónimo de relax, cultura, salud y gastronomía. Es agua. Descubiertos por los romanos, los baños termales en la vía de la playa son un viaje a la historia; las zonas de baño en agua dulce un espacio para la diversión; y las aguas calmadas de nuestros ríos y embalses un remanso para el turismo fluvial y la pesca. En definitiva, Extremadura es agua”, aseguraba durante la presentación del proyecto Francisco Martín Simón, director general de Turismo de la Junta de Extremadura.

Resultados y conclusiones 

Desde el principio de los tiempos el agua ha aportado numerosos beneficios a la salud, que van desde la eliminación de toxinas para tratar el estrés, la relajación de músculos y articulaciones, hasta los tratamientos basados en el descanso del cuerpo y la mente.

Según Jesús Viñuales, presidente del Clúster del Turismo de Extremadura, “el agua como recurso turístico tiene una importancia vital para nuestra comunidad. Los innumerables kilómetros cuadrados de costa dulce que recorren nuestra geografía hacen que este recurso sea otro de nuestros hechos diferenciadores”.

Conscientes de las múltiples propiedades de este recurso vital, el Consorcio de Extremadura-WWT ha llevado a cabo una intensa investigación en la comunidad para identificar los productos turísticos basados en el binomio agua-salud, donde ocupan un lugar protagonista los balnearios. Entre los resultados más relevantes del estudio, destacan:

  • El Termalismo Social supone más de la mitad de los usuarios de este tipo de establecimientos, por delante del turista sénior, parejas y familias en busca de relax.
  • Todos ellos proceden, principalmente, de otras regiones del territorio nacional, como Madrid, Andalucía y, por supuesto, la propia Extremadura.
  • Con respecto a las pernoctaciones, en el caso del programa de Termalismo Social se sitúa entre 9 y 11 noches, mientras que el resto de clientes se decantan por una estancia de fin de semana (dos noches), reservando los primeros con hasta un año de antelación y, los últimos, con tan solo cuatro días.
  • De todos estos clientes, una media del 30% repite la experiencia.

Extremadura, agua y turismo de salud

Teniendo en cuenta estos resultados, que auguran un futuro prometedor a la comunidad de Extremadura en el campo del turismo de salud, el equipo coordinador del proyecto pondrá en marcha un plan de acción basado en: la creación de nuevos servicios turísticos, incluyendo actividades complementarias; línea cosmética propia; utilización de marcas renovadas en los centros homologados; y, entre otros, la puesta en marcha de una sólida estrategia de comercialización a través de las principales portales especializados.

El consorcio ha concluido que se encuentra ante uno de los productos más viables, que existe una fuerte industria basada en el agua y que hay buenas perspectivas de comercialización en base a los segmentos objetivo.

En definitiva, el fin del proyecto WWT es dotar a los empresarios de Extremadura de herramientas tecnológicas para crear productos singulares y segmentados del recurso hídrico y su comercialización, de forma que se ofrezca una alternativa accesoria al turismo tradicional, involucrando al sector médico y la prescripción de ese turismo de salud y bienestar para el tratamiento de determinadas dolencias o enfermedades.

Resumen
Título
El agua como recurso turístico de Extremadura
Descripción
Extremadura se posiciona como uno de los principales destinos de turismo saludable gracias al proyecto WWT (Wellness, Water & Tourism), presentado esta mañana en Madrid por el Clúster del Turismo de Extremadura.
Autor