Con la llegada del frío, vuelven los platos de cuchara a las cartas de los restaurantes. Guisos, estofados, sopas y cremas que ayuden a combatir el frío, recetas con un gran aporte nutricional, como exige esta época del año.

Los clientes, cada vez más, requieren opciones caseras y tradicionales, platos elaborados que por falta de tiempo o conocimiento, no suelen hacer en casa. Y para los restaurantes, este tipo de platos suponen una alternativa económica y rentable para la carta o menú que además aportan un toque casero a la oferta y que permiten aprovechar productos de temporada como puerros, setas, alcachofas, carnes de caza, etc.

Pero el éxito de los guisos tradicionales pasa por lograr ese sabor auténtico y casero que tanto gusta a los clientes. Por ello, Unilever Food Solutions ha elaborado un recetario con las diez recetas más tradicionales y los trucos para conseguir ese sabor casero que todos recordamos en los platos de cuchara más característicos de nuestra cocina de siempre.

Lentejas con chorizo. Un intenso sabor cárnico es difícil de obtener de una forma tradicional. Añadiendo Caldo Líquido Concentrado de Carne Knorr se potencia el sabor de las lentejas al momento. Además, al ser líquido se disuelve al instante, por lo que resulta muy sencillo equilibrar el punto de sabor perfecto hasta el final de la preparación.

Sopa de cocido. Añadiendo Caldo Líquido Concentrado de Pollo Knorr al final de la preparación se consigue un sabor a pollo ideal y equilibrado, similar al obtenido en cocciones prolongadas. Además, al ser un producto sin gluten, es ideal para incorporarlo en dietas adecuadas para celíacos.

Estofado de ternera. La Salsa Demiglace Knorr aporta a los estofados una textura homogénea, un aspecto apetitoso y un toque de sabor de cárnico. Gracias a su fácil disolución se puede añadir justo al final de la preparación, reforzando el sabor de cada ingrediente de la receta.

Guiso de pollo. Agregando Roux Blanco Knorr al final de la preparación del guiso se obtiene el punto exacto de espesor en segundos, con un aspecto y brillo ideal. Además, elimina las manchas de aceite y grasa, aportando una textura uniforme y sin grumos.

Rabo de toro. En cocciones tan prolongadas como la del rabo de toro, añadir Bovril durante la preparación ayudará a reforzar el color oscuro y sabor cárnico propio de esta receta.

Zarzuela de pescado y marisco. No siempre hay presupuesto suficiente para comprar pescado y marisco fresco. Con el Caldo Líquido Concentrado de Marisco Knorr se consigue potenciar el sabor a marisco de la zarzuela, sin comprometer los costes. Se puede añadir sobre la zarzuela mientras cuece o en el mismo fumet. Es un caldo tan versátil que te permite rectificar el sabor durante la preparación con un resultado excepcional.

Guiso de pescado. En ocasiones resulta difícil disponer de espinas y cabezas de pescado para elaborar el fumet base. El Caldo de Pescado Knorr es el aliado perfecto al inicio de la preparación para dar todo el sabor necesario a los guisos, a la vez que se ahorra tiempo de elaboración.

Crema de verduras. Es aconsejable incorporar el Caldo Líquido Concentrado Vegetal Knorr en el momento del sofrito para potenciar todo el sabor de las verduras. Además, al ser un producto sin gluten, es especialmente indicado para colectividades.

Guiso de legumbres. El Caldo de Pollo Knorr se puede añadir en diferentes recetas, incluso cuando el pollo no es el protagonista, ya que su sabor mejora la preparación sin resaltar sobre los otros ingredientes. Aplicándolo al principio de la preparación se reforzará el sabor de las legumbres, obteniendo un guiso redondeado y equilibrado.

Callos. Los callos requieren una cocción larga y lenta en la que se desprende gran cantidad de grasa. Maizena permite ligar y espesar la receta manteniendo su melosidad, ya que es un almidón que no contiene grasa. Incorporada al final se consigue el punto justo de espesor y una textura homogénea y equilibrada.

Resumen
Título
Es tiempo de cuchara, de sabor casero
Descripción
Con la llegada del frío, vuelven los platos de cuchara a las cartas de los restaurantes. Guisos, estofados, sopas y cremas que ayuden a combatir el frío, recetas con un gran aporte nutricional.
Autor