En el primer semestre de 2020, Estados Unidos gastó 278 millones de dólares menos en vino francés (-25 %), que deja de liderar este mercado en favor del vino italiano, excluido de la subida de aranceles aunque también creció menos de los esperado.

En cuanto a otros países afectados por la subida de aranceles impuesta por la Administración estadounidense, Alemania cayó de forma similar a Francia —ambos a precios mucho más bajos— y España, a precios estables, aguanta algo mejor.

Son las principales conclusiones de un reciente informe publicado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) con la colaboración con la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) y que, sobre la base de datos de Aduanas, indica que Estados Unidos redujo sus importaciones de vino en el primer semestre de 2020, mucho más en términos de valor (-10 %) que de volumen (-1,2 %) al bajar el precio medio un 9 %, pasando de 4,99 a 4,55 USD/litro. Las importaciones se situaron en los 610 millones de litros y en los 2.775 millones de dólares. Estados Unidos, mercado de gran valor añadido, es el país que más gasta en vino de forma clara, pese a ser el tercer importador en volumen, por detrás de Alemania y Reino Unido.

Mal semestre para el vino francés

Y es que este primer semestre del año ha estado muy marcado por la subida de aranceles contra algunos vinos embotellados europeos —entre ellos Francia, España y Alemania— que entró en vigor a mediados de octubre de 2019, entre los cuales los más afectados han sido los vinos envasados franceses, que han perdido un 37 % de su facturación en esta categoría respecto a la primera mitad de 2019, dejando de liderar el mercado en favor de Italia, país excluido de la medida y cuya evolución ha sido, no obstante, mucho peor de la esperada.

Ante el desplome de los envasados, Francia ha multiplicado sus ventas de granel a Estados Unidos, a un precio un 80 % más alto hasta rozar los 4,50 USD/litro, enormemente superior a la media de este vino. También los espumosos franceses redujeron sus ventas, sobre todo tras un pésimo mes de junio.

Por su parte, Alemania siguió una tendencia igual de negativa que la de Francia, en ambos casos a precios que se desploman, mientras que el vino envasado español cayó poco más del 10 %, a precios estables. En el lado positivo se situaron países como Nueva Zelanda y Portugal, que sí parecen haberse beneficiado de esta subida arancelaria.

Resumen
El vino francés, muy afectado por los aranceles estadounidenses
Título
El vino francés, muy afectado por los aranceles estadounidenses
Descripción
En el primer semestre de 2020, Estados Unidos gastó 278 millones de dólares menos en vino francés (-25 %), que deja de liderar este mercado en favor del vino italiano, excluido de la subida de aranceles aunque también creció menos de los esperado.
Autor