Los últimos datos interanuales correspondientes al periodo diciembre 2011 a noviembre 2012 indican que aunque el incremento del consumo de alimentos en los hogares españoles fue generalizado, las mayores subidas se detectan en la categoría de frutas frescas (3,3%) y en la de patatas frescas (3,1%). Del total de la información actualizada del Panel de […]

Los últimos datos interanuales correspondientes al periodo diciembre 2011 a noviembre 2012 indican que aunque el incremento del consumo de alimentos en los hogares españoles fue generalizado, las mayores subidas se detectan en la categoría de frutas frescas (3,3%) y en la de patatas frescas (3,1%).

Del total de la información actualizada del Panel de Consumo Alimentario en los hogares que elabora el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se desprende que los hogares españoles incrementaron el consumo alimentario durante ese año móvil en un 0,9%, y en menor medida el gasto en un 0,5%, debido a la caída en los precios medios de un 0,4%. El gasto per cápita se situó, al cierre de ese año móvil, en un gasto de 1.461,98 euros y en un consumo de 658,66 kilos por persona.

El comportamiento de los diferentes alimentos

En cuanto a las frutas, el mayor consumo se realiza en las variedades veraniegas: sandía (15,0%), albaricoques (14,5%), melón (6,5%), melocotones (1,2%), además de los plátanos (5,4%) y el kiwi (10,8%). Por el contrario, descendió el consumo de manzanas y peras (1,4% y 2,7% respectivamente). Respecto a hortalizas, excepto el citado aumento de las patatas frescas, el resto de hortalizas frescas se mantuvo estable. 

El Panel de Consumo también constata un incremento en el consumo de carnes en los hogares (1,3%), basado en el aumento de las carnes frescas (1,0%), entre las que destacan las de pollo y cerdo fresco (2,1% y 0,7% respectivamente) y de las carnes transformadas (2,7%). Por el contrario, desciende la carne congelada en un 0,4%. 

Por otro lado, se incrementa la presencia de productos con base de cereales como el pan (1,1%), bollería/pastelería/galletas/cereales (1,2%), arroz (2,1%), total pastas (1,6%) y legumbres un 0,8%. Sube igualmente en un 1,9 % la compra de bebidas alcohólicas de alta graduación. 

Frente al alza de esos productos, otros sufren un descenso en el consumo como el aceite de oliva que baja en un 2,1%, mientras que la variedad de girasol, se mantiene estable. Desciende también el volumen comprado de pescado. En este apartado el congelado disminuye un 3,9%, y el fresco un 0,7%. Igualmente se observa un descenso en el consumo de moluscos/mariscos/crustáceos (1,8%). 

En general, el volumen comprado de alimentos frescos para el consumo dentro del hogar creció un 1,7%, siendo la tienda de descuento el canal que más ha visto incrementado su volumen de compra con respecto al año móvil noviembre 2011 (5,5%). Por el contrario, la tienda tradicional es el único canal que disminuye sus compras de frescos en un 1,1%.


{jathumbnail off}