La industria española de verduras congeladas produjo en 2016 un total cercano a las setecientas mil toneladas, un 8% más que en el año anterior, lo que supone los mejores datos en los últimos diez años. El brócoli, los pimientos y los guisantes, son los productos españoles con mayor índice de producción y exportación.

“Las verduras españolas son de lo mejor que tenemos en nuestras tierras y, además, gozan de gran reconocimiento a nivel internacional”, señala José Félix Liberal, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (ASEVEC), basándose en los últimos datos recogidos por la Asociación, agrupación compuesta por doce compañías de implantación nacional que suponen el 95% de la producción nacional.

Y es que, la industria española de verduras congeladas produjo en 2016, 686.468 toneladas, un 8% más que en 2015 cuando registró 633.985 toneladas, lo que supone los mejores datos de la última década. Los datos confirman el crecimiento que atraviesa un sector que, en tan solo diez años, ha incrementado en un 50% su producción, pasando de las 457.768 toneladas en 2006 a los datos registrados el pasado año.

Las verduras congeladas más vendidas

La producción española de vegetales congelados goza, además, de una gran aceptación fuera de nuestras fronteras, por lo que las exportaciones también han registrado un aumento. La demanda internacional de los productos españoles ha supuesto un 57% de la producción nacional. En 2016 se exportaron 391.974 toneladas frente a las 370.302 del pasado año, lo que se traduce en un crecimiento del 6%.

Francia, Reino Unido y Alemania lideran las importaciones de verduras congeladas españolas en la Unión Europea, mientras que África, Oriente Medio y Estados Unidos figuran como nuevos mercados potenciales.

El brócoli español sigue siendo la verdura más demandada en el mercado, especialmente en el extranjero, pues el consumo en España sigue siendo bajo. Solo en 2016, las empresas de ASEVEC produjeron 108.896 toneladas de brócoli, de las cuales un 81% se envió fuera de nuestras fronteras. En segundo lugar, y cada vez más cerca, se encuentran los guisantes. Con un volumen de producción cada vez mayor, el cultivo de guisantes para congelar ha experimentado un crecimiento del 11,72%, pasando de las 95.680 toneladas en 2015 a 106.896 en 2016. Por último, la producción de pimientos ha superado los 100.000 Tm en 2016.

Estas tres verduras, brócoli, guisantes y pimientos, suponen el 45% de la producción nacional de las empresas que conforman ASEVEC y representan el 52% de las exportaciones de verduras congeladas españolas. Las espinacas, las cebollas, las judías verdes redondas o las zanahorias, son otros de los productos destinados a la ultracongelación con mayor producción (entre 30.000 y 40.000 toneladas) en España.

Los mayores productores

Las Comunidades Autónomas que concentran los mayores volúmenes de producción de verduras congeladas siguen siendo Navarra, Murcia y Andalucía. La Comunidad Foral de Navarra sigue liderando la producción de verduras congeladas, con una cuota del 28% de la producción nacional, lo que se traduce en 192.211 toneladas gestionadas desde este territorio, su mejor dato en los últimos años.

Por otro lado, Murcia mejora los datos registrados hasta ahora, manteniendo la segunda posición en cuanto a producción, con 144.415 toneladas de verduras congeladas que suponen el 21% del total de la producción española. Por último, aunque bastante alejada de las otras comunidades, Andalucía registró una producción del 12% de la cuota nacional, que supuso 82.376 toneladas de verduras congeladas.

Resumen
Título
Las verduras congeladas, en su mejor momento. Foto ASEVEC
Descripción
La industria española de verduras congeladas produjo en 2016 un total cercano a las setecientas mil toneladas, un 8% más que en el año anterior y los mejores datos en los últimos diez años.
Autor