Lo ecofriendly, la preferencia por llevar de forma regular una alimentación saludable y sostenible, está al alza entre los consumidores españoles. Razones como la salud, o la concienciación medioambiental, hacen que este estilo alimentario se consolide en nuestro país, como lo demuestra el incremento en el gasto en productos ecológicos, un 19,8% según el Ministerio.

La tendencia ecofriendly es ir un paso más allá en la alimentación saludable. Significa optar por productos ecológicos y sostenibles, obtenidos mediante modelos y métodos de producción más respetuosos con el medioambiente. Y está ganando terreno entre los españoles. Al menos así lo recoge un reciente estudio de VI.P – Manzanas Val Venosta, la asociación italiana de cooperativas hortofrutícolas del Valle Venosta, uno de los mayores productores de manzana biológica de Europa, cuyos productores están percibiendo esta temporada un aumento de entre el 5 y el 8% en la demanda europea de su línea Bio.

Y, ampliando el marco a datos mundiales, el mercado internacional de productos ecológicos ha crecido con fuerza y de forma ininterrumpida en los últimos veinticinco años. Un incremento especialmente significativo desde el 2000, llegando a multiplicarse por seis en los últimos quince años, hasta alcanzar los 65.000 millones de euros.

En este panorama, España ocupa el noveno puesto en el ranking mundial de consumo de productos ecológicos, por detrás de otros países europeos como Alemania, Francia o Italia. No obstante, la conciencia ecológica está al alza en nuestro país: según los últimos datos (2015) del Ministerio Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el consumo per cápita de productos ecológicos en España ha aumentado un 19,8% respecto al ejercicio anterior. En una sociedad donde empieza a calar el compromiso entre los compradores, el reto está en conseguir que se generalice y se convierta en una práctica asentada. Y es que 1,83 millones de hogares españoles compraron algún producto ecológico en 2015, según los últimos datos oficiales. Pero únicamente entre seiscientos mil y un millón de esos compradores pueden considerarse ‘mínimamente habituales’.

Concienciación ecofriendly

Numerosos estudios demuestran que un consumo habitual de frutas desde edades tempranas puede contribuir a la prevención de enfermedades relacionadas con el estilo de vida. Algunos ejemplos son las dolencias cardíacas, los infartos, las molestias respiratorias o la diabetes que, según la Organización Mundial de la Salud, son la principal causa de mortalidad en el mundo (responsables del 63 % de las muertes) y están influidas por hábitos de vida sedentarios, así como por el origen de los alimentos que se consumen.

Un indicador de que está fallando la educación en hábitos alimenticios saludables es que la tasa de sobrepeso infantil en España alcanza ya el 23%, y la de obesidad llega al 18%, según el Estudio de Vigilancia del Crecimiento, Alimentación, Actividad Física, Desarrollo Infantil y Obesidad elaborado en 2015 por el Ministerio de Sanidad. Fomentar la inclusión de frutas y verduras en la dieta de los niños, ayudarles a saber lo que comen, la procedencia de los alimentos y el impacto ambiental de su producción, es una inversión en la salud de los pequeños y del planeta, a corto y largo plazo.

La fruta, más divertida

Por ello, VI.P- Manzana Val Venosta aporta algunas ideas para facilitar esta educación de manera divertida:

  • Una opción es realizar las compras con los niños, aprovechando ese momento para explicarles las propiedades de cada alimento, su procedencia, los métodos de cultivo o las distintas etapas de la siembra o la recolección.
  • Además, se les puede dejar participar también a la hora de pagar, para que se sientan implicados y comprendan el valor de los productos.
  • Otra idea es hacerles participar en la cocina, diseñando y confeccionando con ellos un menú saludable.
  • utilizar las frutas como premios cuando tengan un comportamiento positivo o en los juegos.

Cualquier excusa es buena para que los niños se puedan familiarizar con hábitos y alimentos que les acerquen, no sólo a la alimentación saludable, sino también a una concienciación ecológica asociada a la nutrición, para contribuir así a un consumo más solidario y sostenible.

Resumen
Título
Lo ecofriendly gana terreno entre los españoles
Descripción
Lo ecofriendly, la preferencia por llevar de forma regular una alimentación saludable y sostenible, está al alza entre los consumidores españoles, con razones como la salud o la concienciación medioambiental.
Autor