Un estudio de arquitectura holandés ha desarrollado un modelo para un mercado callejero de alimentación en el que las personas podrían comprar productos frescos en los diferentes puestos sin el peligro de entrar en contacto entre sí durante la actual pandemia de coronavirus.

El proyecto, denominado Hyperlocal Micro Markets, ha sido diseñado por Shift Architecture Urbanism (Róterdam, Países Bajos) y desarrolla un concepto para una red de mercados públicos donde los clientes puedan comprar frutas y verduras, productos lácteos y carne y pescado, sin correr el riesgo de propagación del coronavirus.

La propuesta, según recoge la publicación británica de arquitectura y diseño Dezeen, se basa en la idea de que los actuales mercados callejeros de alimentación existentes en prácticamente todas las poblaciones podrían dividirse y dispersarse en los vecindarios locales. Los llaman «micro mercados que operan en una escala hiperlocal», y su diseño se basa en una cuadrícula de dieciséis cuadrados que se pueden configurar fácilmente en cualquier plaza pública o espacio abierto municipal de cualquier pueblo o ciudad, lo que permitiría a los ciudadanos compras locales, a la vez que cumplirían con las pautas de distanciamiento social impuestas por las diferentes administraciones.

Mercado en el que comprar sin contacto

Cada micromercado consta únicamente de tres puestos, organizados en torno a la cuadrícula de dieciséis cuadrados. Hay una entrada, pero dos salidas, y cada puesto tiene dos mostradores, uno para realizar el pedido, y el otro para recogerlo. Sólo seis personas pueden acceder al espacio a la vez, pero con la ventaja de que mientras se encuentren dentro de la cuadrícula pueden moverse libremente. La única regla es que solo una persona puede ocupar un cuadrado en la cuadrícula a la vez. Por su parte, los puestos sirven paquetes en lugar de productos individuales, para reducir el tiempo de estancia de cada cliente.

En cuanto a la organización del mercado, al montaje y desmontaje de los puestos, los diseñadores aseguran que “debería ser fácil de manejar, los comerciantes de los mercados callejeros están muy acostumbrados a ser flexibles y móviles, a establecerse en diferentes ubicaciones en diferentes días”.

Shift Architecture Urbanism ha desarrollado esta propuesta en respuesta a la decisión tomada por muchas ciudades de todo el mundo, incluida Róterdam, donde tiene su sede el estudio, de cerrar o restringir sus mercados públicos.

Resumen
Modelo de mercado en el que comprar sin contacto entre las personas
Título
Modelo de mercado en el que comprar sin contacto entre las personas
Descripción
Un estudio de arquitectura holandés ha desarrollado un modelo para un mercado callejero de alimentación en el que las personas podrían comprar productos frescos en los diferentes puestos sin el peligro de entrar en contacto entre sí durante la actual pandemia de coronavirus.
Autor