Durante la inauguración de la quinta Conferencia regional del “Forum for the Future of Agriculture”, celebrada hoy martes en la sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el ministro Miguel Arias Cañete ha subrayado la necesidad de conciliar el desafío alimentario y medioambiental, “haciendo uso de lo que mejor caracteriza al hombre: su capacidad para […]

Durante la inauguración de la quinta Conferencia regional del “Forum for the Future of Agriculture”, celebrada hoy martes en la sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el ministro Miguel Arias Cañete ha subrayado la necesidad de conciliar el desafío alimentario y medioambiental, “haciendo uso de lo que mejor caracteriza al hombre: su capacidad para superar los obstáculos con ingenio e innovación de los procesos y productos”.

Se trata, ha añadido el ministro, “de producir más con menos”, es decir, de configurar sistemas de producción más eficientes, desde el punto de vista de los consumos de energía, agua, tierra, semillas, fertilizantes y productos para la lucha contra las plagas y enfermedades de las plantas y los animales. Arias Cañete ha hecho hincapié en la importancia de aprovechar mejor los recursos que ofrecen las nuevas tecnologías, “con todas las cautelas, pero avanzando en un camino que siguen con éxito otras ciencias”, ha apuntado.

El futuro en nuestro país

Con este objetivo, el ministro ha señalado que su Departamento trabaja en el diseño de un Programa de Investigación e Innovación en materia de Agricultura y Alimentación “que desarrollaremos a lo largo de la legislatura”, con el objetivo de aunar el esfuerzo investigador de todo el país y responder a las necesidades detectadas en todos los eslabones de la cadena agroalimentaria nacional, a través de una “producción más saludable y más atenta al reto medioambiental”.  

Política Agraria Común europea

Por otro lado, el titular de Agricultura se ha referido a la importancia que concede la Política Agraria Común a la necesidad de adecuar los sistemas de producción al respeto al medio ambiente. Según Arias Cañete, “la condicionalidad y las normas sobre bienestar animal son muestras evidentes de esa preocupación, que ya es nuestra ocupación”, ha recalcado el ministro, quien ha añadido que “hoy los agricultores y ganaderos que deciden acogerse a las ayudas de la PAC, lo hacen sabiendo que tienen que respetar unos compromisos tasados, ya que lo contrario acarrearía pérdidas sensibles en sus economías”.

Igualmente, el ministro ha subrayado la eficacia de los controles de los sistemas de producción en el entorno de la Unión Europea, “que ya están empezando a tener retornos económicos, ya que cada vez más misiones comerciales de países emergentes, que acuden interesadas por los productos españoles, lo hacen porque sus clientes demandan calidad europea”, es decir, “productos producidos y elaborados mediante métodos definidos, publicados y sometidos al control de las autoridades administrativas competentes”, ha subrayado.  

Conciliar los desafíos alimentarios y medioambientales

No obstante, el ministro ha avisado de que en este aspecto, también habrá que conciliar los desafíos alimentarios y medioambientales, para no llevar las exigencias más allá de lo razonable. Así, las reformas propuestas en este ámbito por la nueva PAC “nos parecen de todo punto revisables, tanto por la naturaleza de las exigencias, poco acordes con nuestras condiciones de producción, como por el modo de compensar su cumplimiento”, ha destacado.

Por último, Arias Cañete ha asegurado que las reflexiones que se produzcan en esta jornada “nos serán muy útiles en el camino que aún nos queda por recorrer hasta que las propuestas de reforma de la PAC sean definitivas”.

{jathumbnail off}