La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha resumido en un informe las pérdidas económicas sufridas por los agricultores y ganaderos debido a las adversidades climatológicas de los cinco primeros meses de 2017 que, según la organización agraria, asciende ya a más de 1.600 millones de euros.

Aprovechado su presencia en ‘todo el campo español, la organización agraria UPA ha elaborado un resumen de los daños económicos que han ocasionado —“y están ocasionando”, afirman— las adversidades climatológicas a los agricultores y ganaderos. Tras la elaboración del informe, UPA ha estimado unas pérdidas superiores a 1.600 millones de euros en lo que llevamos de año “y aumentando”, ha recordado. La organización teme que la evolución de la sequía y las posibles tormentas de granizo agraven “una situación ya delicada para los profesionales del campo”.

En este contexto, UPA ha exigido al Ministerio de Agricultura que “actúe”. La organización se ha quejado de que “sólo se convocan mesas” en las que el sector “se reúne, se lamenta, pero no sale ninguna solución”. Por eso, la organización ha realizado una “exhaustiva y pormenorizada” lista de medidas que mitigarían la situación, relacionadas con la PAC, la fiscalidad y la seguridad social, los seguros agrarios, la bonificación de préstamos y las ayudas directas.

Asimismo, UPA ha exigido que los regantes paguen una cantidad de energía eléctrica que realmente consumen. “Es absurdo —dicen desde UPA—, que un agricultor que este año no puede regar, tenga que hacer frente al pago de una potencia que no ha utilizado”. La organización ha denunciado que no se tiene en cuenta que los regantes, al contrario que el resto de usuarios, hacen un uso muy puntual de la energía eléctrica.

Daños por culpa de la meteorología

Según el informe elaborado por UPA, los daños registrados en las principales regiones afectadas son los siguientes:

  • CASTILLA Y LEÓN. Las pérdidas se elevan a 1.000 millones de euros. La sequía es la causante de los mayores daños. Hay más de 800.000 hectáreas con pérdidas superiores al 80%, en el resto de superficie las pérdidas oscilan entre el 15 y el 80%. En estas cifras se incluyen los daños causados por las heladas del 27 de abril en todas las denominaciones de origen de viñedo y en la zona del Bierzo, junto con los causados por los últimos episodios de granizo.
  • CASTILLA-LA MANCHA. Daños, tanto por sequía —especialmente en las provincias de Toledo, Guadalajara, Cuenca y parte de Ciudad Real—, como por heladas y por piedra. En conjunto, estas adversidades han elevado las pérdidas hasta los 180 millones de euros.
  • ARAGÓN. Aragón ha empezado junio con unos daños totales de 120 millones de euros causados, especialmente, por la sequía. La provincia más afectada por la sequía es Teruel, donde los agricultores y ganaderos ya han perdido cerca de 65 millones, seguida por Zaragoza, donde los daños ascienden a 40 millones. En Huesca, sin embargo, las pérdidas han sido causadas fundamentalmente por episodios de piedra.
  • LA RIOJA. El sector agrícola ha perdido unos 47 millones de euros en La Rioja, sobre todo en la ganadería extensiva y los cereales a consecuencia de la sequía. Los sobrecostes de alimentación de la ganadería se cifran en unos siete millones de euros. Asimismo, la sequía ha sido especialmente severa en La Rioja Alta, con pérdidas que varían entre el 50 y el 60% del cereal. Respecto a las heladas de finales de abril, hay afectadas más de 15.000 hectáreas. sumando unas pérdidas que pueden superar los 40 millones.
  • GALICIA. Las pérdidas más importantes se han ocasionado por la helada de finales de abril. Este fenómeno ha causado, únicamente en el sector del vino, 72 millones de pérdidas. La situación de la sequía ha mejorado en el mes de mayo con las últimas lluvias, pero incluso así, la sequía también ha consolidado daños de unos 2 millones de euros.
  • EXTREMADURA. La sequía también se ha cebado con esta Comunidad Autónoma. Los daños se centran en la ganadería por la pérdida de pasto y en el sector de los cereales. A fecha de hoy las pérdidas consolidadas rondan los 80 millones de euros por el sobrecoste en alimentación del ganado y 85 millones por las pérdidas en cereales. Es todavía temprano para hacer valoraciones de posibles afecciones de la sequía en olivar o viñedo. En Esta Comunidad Autónoma son de destacar las pérdidas por los abundantes episodios de piedra de los últimos días. Hay 2.635 hectáreas afectadas con unas pérdidas de 9,5 millones de euros.
  • COMUNIDAD VALENCIA. El sector ha perdido en torno a 4 millones de euros.
  • COMUNIDAD DE MADRID. En cereal, tanto cebada, como trigo y avena, se ha perdido el 40 % de la cosecha, especialmente debido a la sequía, aunque también le ha afectado la helada de finales de abril. En cuanto a leguminosas y proteaginosas, la sequía ha dañado al 60%. Hay que destacar que existen parcelas de leguminosas que no se van a poder segar. Para la ganadería en extensivo, las pérdidas han sido muy elevadas por el sobrecoste que supone alimentar el ganado con pienso al no haber pastos. En Madrid la pérdida de pastos es cercana al 50% y los ganaderos llevan soportando este sobrecoste desde principios de abril. Por último, hace casi dos semanas, una tormenta de granizo cayó sobre Villa del Prado y los pueblos limítrofes, afectando mucho al viñedo.
  • ANDALUCÍA. En Andalucía, a pesar de las diferencias entre la zona occidental —que ha registrado más precipitaciones— y la oriental, donde apenas ha llovido, nos encontramos en todo caso ante una de las sequías más graves de los últimos años. Los cultivos de cereal son los más perjudicados, ya que las pocas lluvias que han caído en primavera lo hicieron tarde y de forma escasa. El olivar tiene un déficit hídrico muy importante. En el primer tiempo del ciclo del árbol se necesitan entre 80 y 100 litros y prácticamente no ha caído nada. Las dehesas también tienen un fuerte déficit de agua. La ganadería también está muy afectada ante la casi total ausencia de pastos, por lo que toda la alimentación es a base de pienso, con el consiguiente sobrecoste para los productores.
  • CATALUÑA. En la provincia de Lleida la situación puede calificarse ya de sequía, que está afectando a diversos cultivos, como los herbáceos. En el resto de comarcas, la situación hídrica no es mala, sin embargo, las heladas han afectado a cultivos de cebada y los rendimientos serán bajos. La situación de los pastos es correcta.
  • ISLAS BALEARES. En las Baleares vienen arrastrando los problemas desde diciembre y enero. Durante esos meses hubo muchas inundaciones, lo que retrasó la siembra en la zona centro de Mallorca, donde los principales cultivos son la cebada, la avena y el trigo. Estos agricultores que se vieron obligados a plantar a finales de marzo han tenido muchos problemas, hasta el punto de que se puede haber perdido entre el 30 y el 40% de la cosecha de cereales.
  • CANARIAS. En la zona sur de las islas el problema es la sequía, hasta el punto de que se están perdiendo muchos cultivos de secano. El origen está, al parecer, en un espacio similar al de El Niño que se está creando en el Pacífico y que afecta a la cantidad de precipitaciones que caen en estas islas atlánticas. Por otra parte, en la zona norte se ha incrementado la humedad, lo que hace que haya más enfermedades vegetales y baje la producción. En este caso, el cultivo más afectado es la viña. Durante este mes de junio debería salir la uva, hecho que impide anticipar dato alguno, por lo que los viticultores se mantienen expectantes y deseosos de que esto suceda sin problemas.
Resumen
Título
Lo que el campo ha perdido por culpa de la meteorología
Descripción
La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha resumido en un informe las pérdidas económicas sufridas por los agricultores y ganaderos debido a las adversidades climatológicas.
Autor