La Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León ha presentado su oferta turística para el último trimestre del año, una época en la que los campos se tiñen de tonalidades doradas y sirven de privilegiado escenario para actividades como la vendimia o la recogida de setas. Bajo el lema Castilla […]

La Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León ha presentado su oferta turística para el último trimestre del año, una época en la que los campos se tiñen de tonalidades doradas y sirven de privilegiado escenario para actividades como la vendimia o la recogida de setas. Bajo el lema Castilla y León es otoño, la comunidad autónoma ha desarrollado un programa basado en cuatro ejes temáticos: viñedos, micología, patrimonio cultural y bosques dorados.

El enoturismo es una de las propuestas estrella. Dos rutas del vino certificadas –Ribera del Duero y El Bierzo–, y más de 600 bodegas productoras repartidas por toda la Región son buena prueba de ello.

En cuanto a la gastronomía, este tiempo en Castilla y León es sinónimo de setas. Y es que la región cuenta con más de 1.500 especies de hongos, lo que unido al buen trabajo de guías, productores y cocineros, hacen de este territorio un auténtico paraíso para los aficionados a la micología. Aficionados que podrán disfrutar a lo largo de los meses de octubre y noviembre de numerosas actividades vinculadas al mundo de las setas y los hongos, como el III Congreso Internacional de Micología, Soria Gastronómica –29 y 30 octubre–, la Semana de la Tapa Micológica –del 20 al 30 de Octubre–, también en la capital soriana, o el Buscasetas, iniciativa gastronómica que tendrá lugar a lo largo y ancho de toda la geografía castellano y leonesa, del 2 al 11 de Noviembre.    

Cultura y patrimonio

Las actividades enogastronómicas encuentran su complemento perfecto en recursos culturales, como la Exposición de Arte Sacro Las Edades del Hombre que este año, y bajo el título de Monacatus, se puede disfrutar en la localidad burgalesa de Oña hasta el día 4 de noviembre. Una muestra que a día de hoy, y desde el mes de mayo, ha superado los 128.000 visitantes.

Sin olvidar la posibilidad visitar las Ciudades Patrimonio de Castilla y León, Ávila, Salamanca y Segovia, cuyos ayuntamientos han lanzado la iniciativa conjunta del Pasaporte Patrón. Un proyecto que permite al viajero disfrutar de numerosas ventajas y promociones si deciden visitar los tres destinos y sellan sus pasaportes en las respectivas oficinas de turismo. A esto se añaden las propuestas de turismo urbano y familiar que ofrecen cada una de las nueve capitales de provincia de Castilla y León.

En definitiva, Castilla y León ofrece un conjunto de propuestas que contribuyen a desestacionalizar la oferta turística, uno de los principales objetivos de la Consejería de Cultura y Turismo, y que tiene en el mercado madrileño uno de sus focos emisores más importantes, como demuestran los más de cinco millones de visitantes registrados durante 2011.

{jathumbnail off}