La Asociación Española de Profesionales del Turismo (AEPT) ha celebrado su IV Foro ‘Turismo Cultural, ¿Lo estamos haciendo bien?’, en el que se ha ahondado en las distintas causas por las que España, y sobre todo Madrid, no está valorado en los principales circuitos culturales mundiales de la misma forma que otros destinos como Berlín, París o Roma.

Un espacio de reflexión en el que se han sacado conclusiones como la necesidad de dar más protagonismo a los museos pequeños, crear productos que combinen reclamos turísticos distintos, incentivar contenidos culturales en medios de comunicación, informar con más antelación a la touroperación que vende el producto España o crear ejes geográficos culturales reconocidos, entre otros aspectos.

El sector turístico español está muy preocupado con el segmento turismo cultural, que está en un lugar de franca regresión ante otros productos en auge como el sol y playa o la gastronomía. El 80% de los destinos nacionales está directa o indirectamente relacionado con este tipo de turismo, haciéndose más importante si cabe en destinos de interior como Castilla y León o Madrid.

Por este motivo, la Asociación Española de Profesionales del Turismo (AEPT) ha reunido a varios de los representantes de las principales asociaciones e instituciones españolas para buscar las causas por las que España, y principalmente Madrid, no está tan considerado por los circuitos turísticos culturales mundiales de la misma manera que otros destinos más maduros a nivel europeo como París, Londres, Roma o Berlín. En este sentido, la idea clave que ha quedado ha sido que el trabajo de todos los agentes implicados debe ser el situar a Madrid, como destino cultural nacional preferente, en un lugar que sea considerado como valor añadido para todas las marcas, indistintamente de su ámbito de acción o target social.

Todos los expertos coincidieron en considerar al turismo cultural como un elemento clave para la descentralización y diversificación de la oferta de España, por ello, la OMT ha diseñado el programa Madrid Precious Time, en el que se pone en contacto empresa privada e institución pública para la consecución de productos que combinen cultura con gastronomía, compras, folclore o tradición.

24 obras esenciales

Entre los participantes, Miguel Sanz, del Ayuntamiento de Madrid, explicó que museos como el Thyssen-Bornemisza han empezado a crear rutas temáticas mezclando arte con otros reclamos para atraer a un público más variado, y avanzó una serie de actuaciones que el Ayuntamiento de Madrid tiene previsto realizar en este aspecto: “estamos organizando con los tres museos del Paseo del Arte de Madrid — Thyssen, Reina Sofía y El Prado— una exposición de las 24 obras más esenciales. Además, queremos seguir celebrando grandes eventos culturales al puro estilo La Noche en Blanco y conseguir instaurar un eje geográfico cultural reconocido al igual que se está haciendo en otros destinos internacionales”.

Un aspecto, el de los museos, en el que también incidieron la directora del Museo Nacional de Artes Decorativas Sofía Rodríguez Bernis y Elena Benarroch, directora de Promoción y Marketing del Museo Thyssen-Bornemisza. Mientras que la segunda subrayaba que los turistas van “de las Meninas al Guernica y de ahí, a todo lo demás”, en clara alusión a la falta de información del grueso de los viajeros por las exposiciones permanentes de los museos, la primera dejaba claro que desde la Administración central “no se nos tiene en cuenta para multitud de proyectos, ya que experimentar en este país asusta”.

Rodríguez Bernis anunció la creación de un grupo de trabajo que aglutina al circuito secundario de museos de Madrid bajo el lema ‘Cinco museos, otro Madrid’, que engloba el Museo Cerralbo, el del Romanticismo, el Lázaro Galdiano, el Museo Nacional de Artes Decorativas y el Sorolla, y Benarroch presentó el nuevo canal para profesionales del arte en la propia web del Thyssen.