Mañana jueves 3 de noviembre, los cocineros de la asociación Euro-Toques dejarán sus cocinas y sus fogones, y en su lugar se instalarán en las aulas escolares para hacer que casi 10.000 niños en  toda España reciban unas nociones básicas y necesarias sobre nutrición y buenos hábitos alimentarios. Un año más, esta asociación internacional de […]

Mañana jueves 3 de noviembre, los cocineros de la asociación Euro-Toques dejarán sus cocinas y sus fogones, y en su lugar se instalarán en las aulas escolares para hacer que casi 10.000 niños en  toda España reciban unas nociones básicas y necesarias sobre nutrición y buenos hábitos alimentarios.

Un año más, esta asociación internacional de cocineros, que tan solo en nuestro país cuenta con más de 800 asociados -entre ellos figuras tan relevantes como Juan Mari Arzak, Pedro Subijana o Karlos Arguiñano- celebrará una nueva edición del Día del Gusto, un evento que nació motivado por la creciente preocupación  por problemas como la educación alimentaria, la obesidad infantil, los hábitos no saludables en los niños, la poca formación sobre alimentación saludable en los padres, etc.

Educar para el futuro

Temas que preocupan, no solo a los cocineros, sino a las administraciones y a la sociedad en general. Por eso, anticipándose a todas estas realidades, el Día del Gusto se ha convertido en un gesto y en un referente importante de cara a los futuros hábitos de la infancia.

Los cocineros abandonan por un día sus cocinas y sus negocios para ir a los colegios a impartir una clase a los niños de entre 9 y 11 años sobre los hábitos y fundamentos de una alimentación saludable.

{jathumbnail off}