“En la actualidad no hay ninguna propuesta de la Comisión Europea para reformar el reglamento sobre la utilización de alcohol vínico para uso de boca en la elaboración de bebidas espirituosas como el brandy, ni siquiera en fase de elaboración” ha asegurado esta mañana el ministro Arias Cañete en el Congreso de los Diputados como […]

“En la actualidad no hay ninguna propuesta de la Comisión Europea para reformar el reglamento sobre la utilización de alcohol vínico para uso de boca en la elaboración de bebidas espirituosas como el brandy, ni siquiera en fase de elaboración” ha asegurado esta mañana el ministro Arias Cañete en el Congreso de los Diputados como respuesta a una pregunta en este sentido realizada por el diputado socialista Alejandro Alonso.

El ministro ha afirmado igualmente que la única propuesta que afecta al sector vitivinícola se enmarca en el proceso de reforma de la Política Agraria Común y “ahora estamos trabajando para corregir los efectos negativos de las propuestas iniciales de la Comisión.”

En su intervención, Arias Cañete ha recalcado que a su Gobierno le preocupa el sector vitivinícola y para ello lleva año y medio estableciendo alianzas con otros Estados miembros con el objetivo de prorrogar el sistema de limitación de superficies y frenar la liberalización que acarrearía efectos de deslocalización del viñedo. 

“Hemos dado la vuelta a la propuesta inicial”

En este sentido, el ministro ha apuntado que los principales países productores, como Francia, Italia, Alemania, Portugal o España “hemos impulsado un grupo de alto nivel y hemos hecho unas propuestas de reforma que han sido recogidas por el Consejo de Ministros de la UE el pasado 19 de marzo”. Así, “hemos dado la vuelta a la propuesta inicial de la Comisión, consiguiendo un sistema que prorroga las autorizaciones hasta el año 2024, con lo que mantendremos un sistema de limitación de la producción en beneficio de los viticultores españoles”.


{jathumbnail off}