La miel de la comarca extremeña de Villuercas e Ibores es única. Tanto, que ha dado lugar a una miel con Denominación de Origen Protegida, un producto natural producido por las abejas Apis Mellíferas a partir del néctar de las flores que liban, transforman y combinan con sustancias específicas propias y almacenan, dejando madurar en los panales de la colmena.

Su riqueza en azúcares demuestra el gran valor alimenticio y energético, con la ventaja de que estos azúcares son simples y no necesitan transformación en nuestro organismo, pasando directamente a la sangre. Y es que las mieles, sobre todo las mieles oscuras o mieles de ‘mela’, proporcionan al organismo sustancias minerales de gran interés alimenticio, además de contener también fermentos y diastasas que ayudan eficazmente a la digestión de otros alimentos.

Pero, además de su calidad alimenticia, el hecho de disponer de una figura de calidad otorgada por la Unión Europea, como es la Denominación de Origen Protegida, supone un respaldo oficial a la carta de naturaleza de estas mieles, de un suelo, un clima, un agua y unas plantas que no se conjuntan y equilibran en cualquier otro lugar, y que en la cocina dan lugar a platos como esta Patatera con miel DOP Villuercas-Ibores con crujiente de queso DOP Ibores, una receta del cocinero Pedro Galán Rebollo, ofrecida por la DOP Miel Villuercas-Ibores.

Morcilla patatera con miel y crujiente de queso

INGREDIENTES

  • 300 g de pasta de morcilla patatera
  • 75 g de Miel DOP Villuercas-Ibores
  • 30 g de queso DOP Ibores

ELABORACIÓN

En una sartén antiadherente colocamos la morcilla patatera —que debe estar lo más fresca posible—, luego añadimos la miel y vamos templando la preparación y a la vez ligándola, siempre a fuego no muy fuerte.

Retiramos del fuego para seguir ligando, intentando que no aparezca mucha grasa de la morcilla, y reservamos.

Calentamos otra sartén antiadherente y añadimos el queso rallado —debe de estar un poco curado— por toda la base de la sartén.

Seguidamente retiramos la sartén del fuego para que el queso no se queme, y cuando veamos que se está empezando a secar lo sacamos con una espátula fina.

Para la presentación, colocamos la mocilla patatera en un plato con la ayuda de un molde redondo y disponemos el queso que acabamos de fundir por encima de ella.

Morcilla patatera con miel y crujiente de queso
78%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Morcilla patatera con miel y crujiente de queso
Publicado el...
Calificación
51star1star1star1star1star Based on 2 Review(s)