La Asociación de Confiteros vallisoletanos se ha involucrado desde siempre en las principales festividades y eventos de la capital castellana, elaborando diversos dulces con motivo de cada evento cultural que se vive y disfruta en la ciudad. Y la Semana Santa no podía ser menos. Por ello, los confiteros locales han querido sumarse a la […]

La Asociación de Confiteros vallisoletanos se ha involucrado desde siempre en las principales festividades y eventos de la capital castellana, elaborando diversos dulces con motivo de cada evento cultural que se vive y disfruta en la ciudad.

Y la Semana Santa no podía ser menos. Por ello, los confiteros locales han querido sumarse a la celebración con un pastel especialmente diseñado para la ocasión y al que han bautizado como ‘Dulce Penitente’.

Se trata de una curiosa réplica ingeniosa de los nazarenos castellanos saliendo en procesión que cuida minuciosamente detalles como el capuchón, la capa, los cirios y hasta los escapularios, todo ello elaborado con ingredientes típicos de Semana Santa: bizcocho, chocolate, crema pastelera, azúcar fondant y nata, entre otros. 

diulce_libro

Para todas las ocasiones

Pero además, la asociación mira hacia adelante y ya tiene preparada la siguiente pieza dulce. El viernes 25 de abril y hasta el domingo 4 de mayo, se celebra en la Cúpula del Milenio una nueva edición de la Feria del Libro y para esas fechas la propuesta es un pastel especialmente diseñado para la ocasión y al que han bautizado como ‘Dulce Libro’.

Un sabroso postre en forma de libro elaborado con una base de hojaldre, crema de avellana y pasta de almendra que representa el perfecto maridaje entre la lectura y la repostería, fundiendo los suculentos sabores del postre con las apetencias literarias y la tradición cultural de Valladolid.


{jathumbnail off}