Crycotuv es una nueva herramienta –más bien una máquina- para la cocina, presentada en el congreso internacional ‘The Flemish Primitives’ -el encuentro entre chefs de todo el mundo para realizar un intercambio de ideas innovadoras celebrado recientemente en Bélgica- que permite realizar varias funciones culinarias fundamentales, pero de una sola vez. Por una parte, Crycotuv […]

Crycotuv es una nueva herramienta –más bien una máquina- para la cocina, presentada en el congreso internacional ‘The Flemish Primitives’ -el encuentro entre chefs de todo el mundo para realizar un intercambio de ideas innovadoras celebrado recientemente en Bélgica- que permite realizar varias funciones culinarias fundamentales, pero de una sola vez.

Por una parte, Crycotuv criogeniza, es decir aplica la técnica necesaria para enfriar un material a la temperatura de ebullición del nitrógeno (-196°C), lo que supone una absoluta garantía para una perfecta conservación de los alimentos, preservando la estructura de sus células sin el más mínimo deterioro.

Crycotuv es también una cámara de vacío de gran calidad, que permite envasar bajo esta técnica los alimentos tanto naturales como después de preparados, manteniéndolos  durante un largo tiempo en perfectas condiciones.

Y además…añade sabores

Pero además permite, durante el proceso de vacío, impregnar a los alimentos de diferentes sabores y aromas y realizar elaboraciones “aireadas”, al poder detener el proceso de vacío en un momento determinado.

La iniciativa de desarrollo y comercialización de esta original máquina partió de Kristof Coppens, chef del restaurante ‘Apriori’ en Haaltert, Bélgica, uno de los principales seguidores de las tesis de la cocina molecular en Europa, en colaboración con Jean-Claude Caléis, director de ventas Messer Benelux, especialistas en la producción de gases para usos industriales y Harold Demoen, director administrativo de Cretel, una compañía dedicada al procesado de alimentos.