El Museo Thyssen-Bornemisza presentaba recientemente el libro de recetas ‘Thyssen en el Plato, la colección interpretada por 25 grandes chefs’, una atractiva recopilación de recetas, de la mano de algunos de los mejores cocineros españoles del momento, que componen un universo único donde se fusiona el arte con la gastronomía.

Una obra de arte gastronómica en forma de libro que ha contado con la colaboración con veinticinco prestigiosos chefs: Andoni Luis Aduriz; Samy Alí; Víctor Arguinzoniz; Juan Mari y Elena Arzak; Sura Ascaso; Oriol Balaguer; Martín Berasategui; Juan Manuel de la Cruz; Quique Dacosta; Andrea Dopico; Lucía Freitas; Gonzalo García y Luis G. Búa; Diego Guerrero; Sacha Hormaechea; Ángel León; Roberto Martínez Foronda; Paco Morales; Toño Pérez; Albert Raurich; Roberto Ruiz; Carme Ruscalleda; Jesús Sánchez; Ricardo Sanz; Paco Torreblanca y Manuel Urbano.

Platos con historia

Y en el apartado ‘dulce’ se ha contado con varios prestigiosos maestros pasteleros como Paco Torreblanca, Andrea Dopico y Oriol Balaguer, y con la presencia también de la empresa aragonesa Pastelería Ascaso, que ha creado en exclusiva para este libro un nuevo postre, Corona de Catalina de Aragón, inspirada en el cuadro Retrato de una infanta, Catalina de Aragón, del pintor Juan de Flandes.

“La serenidad y fuerza que transmite la hija de los Reyes Católicos en esta pintura nos impactó en desde el primer momento. Shakespeare la describió como ‘Reina de todas las reinas y modelo de majestad femenina’. Con ella, además quisimos hacer un homenaje a nuestra tierra”, comenta Sura Ascaso, responsable de Desarrollo de Negocio de Pastelería Ascaso.

El equipo de Ascaso se trasladó desde su obrador a la época renacentista, mientras pensaba en un postre que hubiera podido degustarse los tiempos de Catalina de Aragón. “Consultadas varias obras culinarias, como el libro de cocina de Ruperto de Nola (1470-1520), creamos una corona donde las rosas, como la que lleva Catalina entre sus dedos en el cuadro, adquieren protagonismo”, explica Sura Ascaso.

Corona de Catalina de Aragón es un dulce de forma circular elaborado a partir de mazapán con agua de rosas, combinado con otros sabores muy apreciados por los comensales de la época que se reinterpreta, como el azafrán, la yema, el jengibre y la fruta (en este caso, pasta de fruta de pera). La decoración se ha realizado con yema y rosas naturales cristalizadas: “Se trata de un postre que destaca por su elegancia en el plato y la combinación de texturas, producto de la superposición de capas. Esos sabores se entremezclan y adquieren matices en boca”, aseguran sus creadores.

Resumen
Título
Platos con mucho arte que hacen historia
Descripción
El Museo Thyssen-Bornemisza presentaba recientemente el libro de recetas ‘Thyssen en el Plato', una atractiva recopilación de recetas, de la mano de algunos de los mejores cocineros españoles del momento.
Autor