Promover el desarrollo de actividades productivas en territorios rurales a través de ‘incubadoras o viveros’, con el fin de identificar y apoyar los productos locales que apliquen técnicas innovadoras, ya sea en el mismo producto, en su calidad o en el servicio ofrecido es el objetivo del nuevo proyecto Incubadoras-Viveros de empresas rurales impulsado por […]

Promover el desarrollo de actividades productivas en territorios rurales a través de ‘incubadoras o viveros’, con el fin de identificar y apoyar los productos locales que apliquen técnicas innovadoras, ya sea en el mismo producto, en su calidad o en el servicio ofrecido es el objetivo del nuevo proyecto Incubadoras-Viveros de empresas rurales impulsado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural.

La iniciativa, que cuenta con una subvención de 500.000 euros, pretende facilitar la creación de territorios emprendedores rurales en las Comunidades Autónomas de Aragón, Cataluña y Baleares, ofreciendo apoyo técnico a los emprendedores en las incubadoras y viveros, además de dotar a los Grupos de Acción Local (GAL) de una metodología común para impulsar las especialidades productivas rurales.

El programa cuenta también con una vertiente teórica y social, ya que entre las actividades programadas destacan la cooperación entre emprendedores, el intercambio de conocimientos y la difusión de resultados entre los distintos territorios.

El proyecto está promovido por el Consorcio de desarrollo de L’alt Camp, Conca de Barberà y Anoia; y en él participan cinco socios: el Consorcio para el desarrollo de Cataluña Central, CEDER Pallars Ribagorça, GAL Centro para el desarrollo de Sobrarbe Ribagorza y el GAL para el desarrollo rural de Ibiza y Formentera.

Apoyo a un medio desfavorecido

En el marco de la Red Rural Nacional, el Ministerio de Agricultura quiere promover la creación de experiencias innovadoras para el desarrollo del medio rural mediante el impulso de iniciativas creativas que cuenten con estructuras modernas y sostenibles de gobernanza participativa, capaces de generar nuevas expectativas de futuro en el medio rural, más desfavorecido y distanciado de la modernidad que el medio urbano.

Con este tipo de proyectos se pretende contribuir a la diversificación económica, a la modernización, a la mejora de la calidad de vida y a la multifuncionalidad del medio rural, generando un presente posible y atractivo para sus pobladores, de acuerdo con las nuevas exigencias en materia de sostenibilidad y respeto al medio ambiente.


{jathumbnail off}