Al igual que otros muchos sectores, la industria agroalimentaria está viviendo un proceso de adaptación a las nuevas tecnologías, y los avances científico-tecnológicos van a ser críticos para responder a los retos y oportunidades de futuro, a la vez que contribuirán a satisfacer las demandas de unos consumidores cada vez más conscientes e informados, propiciando el desarrollo de nuevos productos saludables, seguros, sostenibles y accesibles.

En esta línea, y con el objetivo de obtener respuestas a estos retos, el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), junto a diferentes entidades y agentes, tiene en marcha una serie de proyectos de investigación que tratan de generar conocimiento y transferencia de tecnología a la industria alimentaria.

Proyectos para un sector agroalimentario más competitivo

Calidad y Seguridad Alimentaria 4.0

El concepto de Calidad y Seguridad Alimentaria 4.0 es en la actualidad uno de los focos relevantes en la investigación científico-tecnológica. El desarrollo de aplicaciones y metodología para monitorizar parámetros de calidad y seguridad en tiempo real, crear modelos predictivos o gestionar grandes volúmenes de datos, permitirá a las empresas ganar en eficiencia en un escenario cada vez más digitalizado y automatizado.

  • MEDITOMATO. En este proyecto se ha avanzado en el uso de tecnologías que permiten optimizar las operaciones en toda la cadena de valor y la toma de decisiones en tiempo real. En concreto, se investiga con la tecnología de espectroscopia de infrarrojo cercano (NIR), que permite obtener diferentes parámetros físico químicos referentes a la calidad del tomate, tanto en el propio invernadero mediante un prototipo portátil, como en la línea de producción con otro dispositivo at line.
  • IAFOOD. Iniciado recientemente, este proyecto trabaja en el potencial de la Inteligencia Artificial (IA) y el Big Data aplicado a la industria alimentaria. La investigación pondrá el foco en la obtención de patrones que permitan predecir uno o varios parámetros de calidad del producto a partir del análisis de datos. Además, se pretende optimizar el desarrollo de sensores de monitorización rápida basados en tecnologías NIR, hiperespectral o ultrasonido, ofreciendo un control analítico de producto en cuestión de segundos.
  • La aplicación de modelos matemáticos a partir de tecnologías de imagen avanzada NIR e hiperespectral para medir diferentes parámetros relativos a la frescura y congelación del producto centra la investigación de Surefish, lo que permitirá a las empresas avanzar en sus sistemas de calidad y seguridad del producto, además de jugar un papel crucial en el control y la lucha contra el fraude alimentario.

Alimentación saludable

La preocupación por el bienestar y la salud a través de la alimentación es una tendencia de consumo que se ha visto reforzada con la pandemia. Muchos consumidores siguen buscando, no solo alimentos con ingredientes más naturales o con menos azúcar, grasas o sal, sino que ahora exploran las posibilidades de los alimentos funcionales, aquellos que aportan un potencial beneficio para la salud además de sus propiedades nutricionales.

  • ALINFA. Con el objetivo de conseguir una alimentación infantil saludable y equilibrada, CNTA trabaja en diferentes estrategias para conseguir reducir el contenido en sal y azúcar de los alimentos, como la encapsulación de sal para añadir menos cantidad pero aumentar la percepción de sabor salado, la sustitución de la sacarosa por nuevos ingredientes que permitan un etiquetado ‘clean label’ y la reducción de azúcar en bebidas fermentadas mediante el empleo de bacterias ácido lácticas productoras de polialcoholes.
  • BIOFOOD. Continúan los avances relacionados con el uso de la biotecnología para la obtención de ingredientes funcionales. En este proyecto, la investigación se ha focalizado en los probióticos y posbióticos, así como en los alimentos fermentados beneficiosos para la salud, analizando cómo estos ingredientes afectan al comportamiento de la microbiota intestinal, y con el fin de reforzarla.

Nutrición de personas con necesidades especiales

El moldeado y la impresión de alimentos ha abierto un campo de innovación que se focaliza en la búsqueda de texturas para producir alimentos nutricionalmente aptos y sensorialmente atractivos para un tipo específico de consumidor que presenta necesidades especiales, como las personas que sufren disfagia.

  • NUTRI+. La investigación se centra en la formulación de alimentos con ingredientes que presenten propiedades beneficiosas para la salud y, además, permitan conseguir una textura adecuada. Para ello se están empleando distintas tecnologías, como por ejemplo el moldeo y la tecnología Inkjet junto a Cocuus System Ibérica, empresa de mecatrónica aplicada a la gastronomía.
Resumen
Proyectos de investigación que buscan un sector agroalimentario más competitivo
Título
Proyectos de investigación que buscan un sector agroalimentario más competitivo
Descripción
Al igual que otros sectores, la industria agroalimentaria está viviendo un proceso de adaptación a las nuevas tecnologías, y los avances científico-tecnológicos van a ser críticos para responder a los retos de futuro, a la vez que contribuirán a satisfacer las nuevas demandas de los consumidores.
Autor