La consejería riojana de Agricultura ha retomado su campaña de identificación de nuevas variedades autóctonas de olivo, una iniciativa con la que el año pasado se recogió material vegetal de veintidós ejemplares y se pudieron registrar tres variedades minoritarias nuevas que se incorporarán al banco de germoplasma de La Grajera

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de La Rioja se ha propuesto la ampliación del banco de variedades autóctonas de olivo de la región, ubicado en la finca de La Grajera de Logroño. Por ello, y por segundo año consecutivo, ha iniciado una campaña para la recogida de material vegetal de árboles que presenten alguna singularidad, ya sea por su antigüedad, productividad, variedad, etc., una labor para la cual requiere la colaboración de los olivicultores que cuenten con algún ejemplar de estas características.

El objetivo de este banco de variedades autóctonas, que ya cuenta con 64 muestras diferentes, es conservar la diversidad del material genético del olivo de La Rioja para su posterior estudio y selección. La conservación de estas variedades es fundamental para obtener mejores plantas de las que se beneficiará el sector oleícola de la región, con mejores producciones y de mayor calidad.

Variedades minoritarias nuevas

Gracias a la colaboración de los olivicultores riojanos, durante el año pasado se recogió material vegetal de 22 ejemplares y se pudieron identificar tres variedades minoritarias nuevas, con diferente denominación según el área geográfica. Este material se incorporará posteriormente al banco de germoplasma de La Grajera. La campaña pasada sirvió también para establecer una red de contactos encaminada a realizar prospecciones en varios municipios de La Rioja.

La Consejería de Agricultura se ha propuesto ampliar la colección de olivos de La Rioja cuya variedad sea desconocida o minoritaria y presente alguna característica destacable, como puede ser la productividad, la calidad del aceite, la resistencia a enfermedades, etc. Al mismo tiempo, se buscan ejemplares antiguos de Redondilla/Redondal y Royuela/Arrónizprocedentes de diversos puntos geográficos, con el objetivo de realizar una futura selección genética.

Recogida de brotes

Durante los meses de septiembre, octubre y noviembre se realizará la campaña de localización de ejemplares, y paralelamente se enviarán muestras para su identificación genética. Una vez corroborado el interés de estos árboles, se recogerán brotes terminales para su multiplicación y conservación en la Finca de La Grajera.

Cualquier olivicultor que disponga de árboles con las características descritas puede ponerse en contacto con la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente a través del teléfono 941 29 11 00 (extensión 33366) o en el correo electrónico jgrubio@larioja.org

 

Resumen
Título
Recuperando variedades autóctonas de olivo en La Rioja
Descripción
La Consejería de Agricultura se ha propuesto ampliar la colección de olivos de La Rioja cuya variedad sea desconocida o minoritaria y presente alguna característica destacable.
Autor