Aunque el impacto negativo en la llegada de turistas a China se da por descontado, los mercados emisores internacionales se comportan de formas diferentes: mientras los viajeros estadounidenses y canadienses acusan más la percepción de inseguridad sobre China como destino, en cambio, Europa sigue a la expectativa del desarrollo del contagio, sin variaciones sustanciales en el interés en el destino China.

Es una de las principales conclusiones que se extraen de un informe realizado por la empresa de Inteligencia Turística Mabrian Technologies, en el que han querido analizar de manera detallada cuál está siendo el impacto de esta pérdida de confianza por parte de los principales mercados emisores occidentales hacia el país asiático.

Para ello se ha analizado la evolución del Índice de Percepción de Seguridad con el destino y paralelamente, la evolución de la demanda espontánea de estos mercados para el mismo, a través de las búsquedas de vuelos. El Índice de Percepción de Seguridad (PSI) es un indicador que esta compañía calcula a partir de la monitorización de las interacciones turísticas en Redes Sociales (Big Data) en relación a un destino, gracias a técnicas de Procesamiento Natural del Lenguaje e Inteligencia Artificial, que les permite captar el sentimiento en relación a aspectos de seguridad, como puede ser una crisis sanitaria.

Turismo global y Coronavirus

De este modo, el análisis se ha centrado en los mercados estadounidense, canadiense, alemán, británico y francés, ya que estos son los cinco mercados occidentales que tenían mayor conectividad aérea programada con China para los próximos meses (de febrero a diciembre 2020). Del análisis del comportamiento espontáneo de estos mercados tanto en Redes Sociales como en los patrones de demanda por búsquedas de vuelos durante el mes de enero, se desprende:

  • Los mercados del norte de América muestran una sensibilidad claramente mayor a la crisis a los mercados europeos analizados: tanto estadounidenses como canadienses muestran una intensa caída de demanda en búsqueda de vuelos para China, que claramente supera en intensidad a la caída de su PSI con el destino. Esto significa que, ante una caída de confianza de estos mercados con el destino, el traslado a la caída de demanda es mucho más rápido y directo que a otros mercados, por lo tanto, son mucho más sensibles.
  • Sin embargo, al analizar la reacción de los mercados emisores europeos se desprende una sensibilidad menor en cuanto a la caída directa de demanda y se observa que, pese a que la caída de la confianza con el destino, a través del índice PSI, es muy acusada e incluso mayor que la caída de los mercados norteamericanos, la caída de búsqueda de vuelos hacia China no es tan directa. Esto demuestra que el impacto que esta crisis está teniendo para el destino es más intensa en los países norteamericanos, haciendo que el proceso de recuperación de confianza y de demanda sea más lento.
Resumen
Sobre el impacto turístico global del Coronavirus
Título
Sobre el impacto turístico global del Coronavirus
Descripción
Aunque el impacto negativo en la llegada de turistas a China se da por descontado, los mercados emisores internacionales se comportan de formas diferentes: mientras estadounidenses y canadienses acusan más la percepción de inseguridad, Europa sigue a la expectativa del desarrollo del contagio.
Autor