La cartera de créditos a empresas del sector hostelero ha crecido un 1,1 % en el último ejercicio, de modo que el total de la cartera pasó de unos 26.700 millones de euros en 2016 a algo más de 27.000 millones a finales de 2017, uno de los crecimientos más moderados de entre todas las carteras de crédito que han tenido una variación positiva en el último año.

Es la principal conclusión que se extrae del informe Evolución del crédito a actividades productivas en España por sectores de actividad, publicado por la consultora AIS Group, especializada en gestión del riesgo de crédito, que indica por encima de este moderado crecimiento del crédito a la hostelería (1,1 %) se sitúan otros sectores como Agricultura (7,2 %), Comercio (6,2 %) y Transportes (5,2 %).

Cierra el grupo de carteras con crecimiento del crédito a empresas el sector Industria, cuya tasa de variación ha sido de un 0,7%. Pese a que esta cartera tiene un crecimiento porcentual menor, a nivel de total de euros el crédito a actividades productivas relacionadas con Industria ha aumentado en casi 770 millones de euros, mientras que el de Hostelería es de aproximadamente 282 millones.

Crece el crédito a la hostelería tras seis años

Considerando el total del sistema financiero, 2017 es el primer año en que la cartera de crédito a empresas hosteleras consigue crecer después de 6 años de tasas de variación negativas. No obstante, si tenemos en cuenta la financiación exclusivamente por entidades no bancaras o entidades financieras de crédito (EFCs), el saldo del crédito a empresas de este segmento está creciendo desde 2014 y a velocidades de dos dígitos. De hecho en 2017, esta cartera creció un 12,5%.

El crédito a los negocios de hostelería representa un 5% del total del crédito a empresas, que en el último ejercicio era aproximadamente de 590.000 millones de euros. Si analizamos la evolución de la cartera en la última década, se observa que el total del crédito a empresas de hostelería ha caído un 7% desde 2007, pasando de 29.000 millones a los actuales 27.000. Esto erige al sector hostelero como el que ha experimentado la caída más moderada. No obstante, si tenemos presente que en los primeros años de la crisis, el crédito a este sector aumentó hasta casi los 36.000 millones en 2010 para luego entrar una fase más contractiva que llegó hasta 2016, el descenso de la cartera desde su punto máximo al actual es de casi el 25%.

En cuanto a la tasa de morosidad, la cartera de créditos a empresas del sector Hostelería se ha rebajado casi 4 puntos porcentuales en el último año, situándose en el 10,7%, lo que es algo menos de la mitad de la mora que presentaba este segmento en 2013 (23,2%), cuando alcanzó su nivel máximo de la década.

Resumen
Título
Repunta el crédito a la hostelería
Descripción
Conclusiones del informe 'Evolución del crédito a actividades productivas en España por sectores de actividad', publicado por la consultora AIS Group.
Autor