La visita a este restaurante inglés, situado en Berkshire, a las afueras de Londres, supone sin duda una de las experiencias más originales del mundo de la gastronomía. Destacado desde 2003 de forma permanente entre los tres primeros restaurantes del mundo, su cocinero y propietario Heston Blumenthal, con tres estrellas Michelín, está considerado hoy en […]

La visita a este restaurante inglés, situado en Berkshire, a las afueras de Londres, supone sin duda una de las experiencias más originales del mundo de la gastronomía. Destacado desde 2003 de forma permanente entre los tres primeros restaurantes del mundo, su cocinero y propietario Heston Blumenthal, con tres estrellas Michelín, está considerado hoy en día como un verdadero alquimista culinario, por su innovador estilo de cocina.

Su trabajo le ha otorgado el reconocimiento internacional y su personal investigación sobre el viaje sensorial de la gastronomía a través de la historia le ha llevado a trabajar con historiadores de los alimentos, perfumistas, fisiólogos y bioquímicos de todo el mundo.

Situado en un inmueble de arquitectura típicamente popular del siglo XV, tras su discreta apariencia a base de muebles sencillos, rústicos, sin pretensiones, The Fat Duck ofrece un aspecto moderno, minimalista, con un servicio siempre atento, pendiente del detalle y de las necesarias explicaciones a cada plato presentado. El resto… una obra de arte. Un espectáculo sensorial difícil de narrar.

Las propuestas más originales

Famoso por sus extrañas propuestas culinarias, como un ‘porridge’ de caracoles, salmón escalfado en regaliz con alcachofas, foie gras asado con ruibarbo cocido o un insospechado helado de mostaza, la imaginación de Blumenthal no se detiene. Aunque sus platos más conocidos aparecen en la carta año tras año, nunca son lo mismo, ya que los somete permanentemente a una implacable revisión para ser refinados hasta la perfección, si es que existe una dimensión superior a la actual.

Últimamente Blumenthal está ampliando su línea de negocio, con la apertura de un nuevo restaurante en Londres llamado Dinner by Heston Blumenthal en colaboración con el grupo hotelero internacional Mandarin Oriental, con el que pretend potenciar el nuevo concepto de brasserie británica a base de la adaptación de recetas tradicionales de época. Al frente de la nueva cocina estará Ashley Palmer Watts, quien ha trabajado con Heston en The Fat Duck durante los últimos nueve años.

Además, Heston Blumenthal ha adquirido recientemente también dos pubs en la localidad de Bray, en el mismo Berkshire, dos locales llamados The Crown y The Hinds Head, donde ofrece un tipo de comida más informal y asequible.

The Fat Duck
High Street. Bray. Berkshire.SL6 2AQ.
Londres. Inglaterra
Tfno: +44 (0) 1628 580 333
www.thefatduck.co.uk

Fat-Duck_exterior