Ibiza ha celebrado el primer Taller de Cocina Tradicional, una actividad incluida en el marco de las jornadas de primavera Ibiza Sabor 2018, y en la que tres cocineras de los restaurantes decanos de la isla han elaborado recetas centenarias que pocas veces se encuentran en los restaurantes.

Las protagonistas del taller magistral de cocina tradicional ibicenca fueron Catalina Riera, de Ca N’Alfredo, Lina Prats, de Es Rebost de Can Prats, y María Marí y Eva Riera, de Ca Na Ribes. Se trata de los tres restaurantes más antiguos de la isla, en los que gracias a estas cocineras todavía se pueden degustar recetas de los antepasados que prácticamente han desaparecido del mapa gastronómico actual.

Cocina tradicional ibicenca

El cuinat. Ca Na Ribes, que ya ha cumplido su 90 aniversario, fue el marco de este taller en el que Catalina Riera mostró la elaboración del cuinat, un plato que en su casa solamente se comía el día Viernes Santo y que se elaboraba con verduras silvestres y almortas. “Recuerdo a mi padre ayudando a mi madre a preparar este plato, con las verduras que encontrábamos en el campo. Es un plato que requiere mucha dedicación y dos horas a fuego lento sin dejar de remover, hasta que las habas están cocidas. Era un manjar y hay que recordar que entonces no teníamos otra cosa. El jueves Santo se preparaba y el viernes se comía cuinat y no se podía barrer la casa. Era el único día del año que después de comer el cuinat, mi padre subía con nosotros a la iglesia del Puig de Missa”, recordaba Catalina Riera.

Sofrit pagés con manitas de cerdo. Por su parte, Lina Prats, de Es Rebost de Can Prats, elaboró un sofrit pagés con manitas de cerdo. “Era un plato que me enseñó mi madre y que ella aprendió de sus mayores. En nuestra casa se prepara desde hace tres generaciones y solamente se comía el martes de carnaval. Era un festín que esperábamos todo el año”. Manitas de cerdo, sobrasada, butifarró y patató son los ingredientes protagonistas de un plato que Lina Prats no ha visto en ninguna otra casa de su municipio, Sant Antoni, ni tampoco en otros restaurantes de la isla: “Es una receta de mi casa de toda la vida. Es curioso que un plato tan antiguo sea ahora una novedad”, comentaba entre risas la cocinera.

Las orelletas. Finalmente, María Mari y Eva Riera quisieron reivindicar las orelletas, un emblema de la repostería tradicional ibicenca que se encuentra en muy pocos restaurantes y cada vez se elabora menos en las casas. Ambas recordaron que no había celebración grande como una boda o la fiesta de un municipio sin este postre. Además, mostraron los diversos tipos de orelletas que se elaboran en la isla, las diferencias de grosor de la masa y todos los elementos que permiten personalizarlas. Ambas contaron con la ayuda de María Enríquez, que explicó la elaboración de las orelletas, según la costumbre de Cala Llonga. Entre los asistentes, Nieves Calbet, que también mostró la singularidad de este producto en Sant Miquel: “Allí las hacíamos con lacitos y pueden ser de distintos tamaños. A mí me gustan grandes, porque al freírlas quedan jugositas. Es una receta que tiene siglos y que ha pasado de generación en generación”.

Resumen
Título
Tres platos centenarios de la cocina tradicional ibicenca
Descripción
Tres cocineras de los tres restaurantes más antiguos de Ibiza han elaborado recetas centenarias que ya pocas veces se encuentran en ningún establecimiento.
Autor