“Una restauración resistente con menos comensales, pero más fieles y digitales. La pandemia de la COVID-19 ha sido un reto extremadamente importante para la industria de la restauración, generando nuevas necesidades para los negocios y acelerado su digitalización”.

Así resumía Marcos Alves, CEO y cofundador de ElTenedor, en el marco de HIP 2021, el balance de este año de pandemia que acaba de cumplirse con el aniversario de la declaración del Estado de Alarma, un periodo marcado por el gran impacto sobre la industria de la restauración que ha demostrado una increíble resiliencia, como se vio en la rápida recuperación vivida en el verano del pasado 2020.

La reapertura de los restaurantes que siguió a la primera ola mostró resultados muy prometedores: a nivel europeo, el sector de la restauración atravesó momentos difíciles entre marzo y mayo de 2020, pero pese a ello durante los dos meses de verano el sector consiguió recuperarse a volúmenes de comensales que se acercaban a los de 2019, aunque por debajo de años anteriores —un -24 % en julio y un -18 % en agosto, según datos propios de ElTenedor—, una reducción que puede vincularse a las restricciones que aún hoy se mantienen en la mayoría de los mercados —limitación de aforos, distanciamiento de mesas, interiores cerrados…—, que se traducen en una reducción de asientos disponibles.

Locales que se adaptan

En este sentido, según el Estudio de tendencias. Comensales y Restaurantes europeos realizado por ElTenedor en diciembre de 2020, durante la pandemia, el 88 % de los restauradores afirma que ha tenido que reorientar su negocio, ofreciendo nuevos servicios como la comida para llevar (take away) o el reparto a domicilio (delivery) y apoyándose en herramientas digitales para poder rentabilizar sus restaurantes y adaptarse a las restricciones. Durante un año tan complejo como este, el uso de herramientas digitales ha jugado un papel muy necesario para el 72 % de los encuestados. Entre ellos, el 56 % destaca la importancia de las reservas online, que en opinión de más del 95% de los restauradores, es una tendencia en alza que ha llegado para quedarse.

En esta nueva realidad del sector han compartido protagonismo con la digitalización las medidas de seguridad implementadas en los establecimientos. Además de las obligatorias dispuestas por las instituciones, los locales han incorporado otras como dispensadores de gel hidroalcohólico (96 %), códigos QR para visualizar el menú digitalmente (75 %) y la instalación o ampliación de terrazas para fomentar el consumo al aire libre (48 %).

Clientes más digitales

Pese al contexto, la opción de salir a restaurantes sigue presente en la vida diaria de los europeos, aunque con algunos cambios y adaptaciones a la nueva situación. Según un estudio entre los usuarios de ElTenedor en diciembre de 2020, el 88 % de los comensales afirma que sus hábitos han cambiado a la hora de salir de restaurantes y lo han hecho principalmente en torno a:

  • Intentar reservar más en terrazas (43 %)
  • Adelantar el horario de cena (42 %)
  • Reservar más online en restaurantes (38 %)
  • Reservar con mayor antelación (31 %)
  • Consumir delivery y takeaway (29 %)
Resumen
Balance del sector de restauración tras un año de pandemia
Título
Balance del sector de restauración tras un año de pandemia
Descripción
"Una restauración resistente con menos comensales, pero más fieles y digitales. La pandemia ha sido un reto extremadamente importante para la industria de la restauración, generando nuevas necesidades para los negocios y acelerado su digitalización”.
Autor