Andalucía es la comunidad autónoma con mayor peso agroalimentario en España, aglutinando un 16,6 % del valor del total, seguida de Cataluña (16,1 %) y Valencia (11,9 %). Pero en términos de crecimiento se encuentra en el puesto número quince, por detrás de País Vasco, Navarra, Galicia o Asturias, regiones que han sufrido grandes restricciones al consumo fuera del hogar.

Así se desprende del último Balance del mercado agroalimentario andaluz realizado por IRI —consultora internacional de investigación de mercados y servicios big data— para la Asociación Empresarial Alimentos de Andalucía (Landaluz), un informe que indica que en el último año, en Andalucía se ha registrado un estancamiento en la demanda (0 %) en comparación con en el resto de España (+1,2 %) al ser una comunidad autónoma que se ha visto perjudicada por la no llegada del turismo.

El gran consumo por provincias

Por provincias, Córdoba es la que presenta mayores crecimientos, pero ha visto su incremento moderado debido a provincias como Málaga, Sevilla y Granada, con una fuerte dependencia del turismo. No obstante, en lo que va de año, se ha producido una caída generalizada de la demanda en todo el país (-2,7 %) y, en concreto, en Andalucía (-4,6 %) debido a la relajación de las restricciones en la restauración y ya que además comparamos con un año 2020 extraordinariamente atípico.

En cuanto a categoría de productos, mientras que en el total de España los correspondientes a alimentación, frescos y bebidas han experimentado en el último TAM crecimientos en facturación del +1,9 %, +3,2 % y +4,9 %, respectivamente, en el caso de Andalucía estas categorías han registrado un crecimiento más discreto, del +0,3 % en alimentación, +1,1 % en la categoría de frescos y +3,7 % en la de bebidas.

El traslado del consumo del hogar a casa se ve reflejado en el comportamiento de las categorías. En el último TAM, congelados o bebidas como las cervezas o espirituosas son quienes muestran mayores crecimientos, mientras que los productos de 4ª-5ª gama o los zumos, más asociados con el consumo on the go son quienes muestras crecimientos más negativos. Si miramos esta misma foto fijándonos solo en el primer cuatrimestre del año vemos como el panorama cambia ligeramente en el caso de la alimentación: al haber menores restricciones los productos de 4ª-5ª gama empiezan a aparecer en las primeras posiciones, y en el caso de los frescos son las frutas y verduras quienes muestran menores crecimientos, puesto que comparamos con meses del 2020 donde estos productos tuvieron grandes picos por el abastecimiento. Las bebidas, por su parte, muestran una tendencia similar.

Y, finalmente, por tipología de marca, en Andalucía tiene más peso la marca de distribuidor que la marca de fabricante, aunque esta última crece a mayor ritmo en valor en el último año. Y es que, la composición del sector de la distribución en Andalucía cuenta con grandes players con un fuerte peso en sus lineales de marca de distribuidor.

Resumen
Balance del gran consumo agroalimentario andaluz
Título
Balance del gran consumo agroalimentario andaluz
Descripción
Andalucía es la comunidad con mayor peso agroalimentario, aglutinando un 16,6 % del valor del total. Pero en crecimiento se encuentra en el puesto número quince, por detrás de País Vasco, Navarra, Galicia o Asturias, que han sufrido grandes restricciones al consumo fuera del hogar.
Autor