Las tropas moras y cristianas son las protagonistas en la localidad valenciana de Bocairent durante estos días. Desde el atardecer de ayer sábado y hasta el próximo 5 de febrero, y con motivo de las fiestas en honor a San Blas, se rememora la elección del patrón, una celebración que data de 1632, Hoy domingo, […]

Las tropas moras y cristianas son las protagonistas en la localidad valenciana de Bocairent durante estos días. Desde el atardecer de ayer sábado y hasta el próximo 5 de febrero, y con motivo de las fiestas en honor a San Blas, se rememora la elección del patrón, una celebración que data de 1632,

Hoy domingo, por la mañana, el tradicional pasacalle que concluirá con una “mascletà”, aperitivo del plato fuerte de la jornada que llegará a partir de las 16.30 cuando miles de personas tomen parte de la entrada. Pasodobles y marchas moras y cristianas marcarán el ritmo de decenas de escuadras y carrozas así como de los séquitos de las nueve capitanías. Caballerías, heraldos, estandartes y ballets, entre otros elementos, formarán los boatos. Finalizado el acto, los cargos pasarán revista a sus tropas en una de las singularidades locales antes de asistir a las vísperas y la ofrenda a san Blas.

Las batallas entre moros y cristianos protagonizan el 4 de febrero, con disparo de armas como arcabuces, mosquetes o cañones que conducen a los dos bandos hasta el castillo donde se producen los infructuosos parlamentos entre los embajadores, que condenan el enfrentamiento a una lucha con arma blanca ganada por la media luna al mediodía y la cruz por la tarde. Por la noche, un desfile humorístico es el encargado de rematar la jornada.

Entre batalla y batalla, cocina

La gastronomía de Bocairent se corresponde con el clima continental y con el propio entorno geográfico, rico en flora y fauna. En las cocinas de la zona se han elaborado históricamente platos sabrosos, fuertes, para recuperar las fuerzas después del trabajo en el campo o en la fábrica.

Entre ellos destacan la ‘olleta’ (carne de cerdo y pencas), ‘els gaspatxos de Mariola’ —con hierbas aromáticas de la cercana Sierra de Mariola— ‘les bajoques farcides’ (pimientos rojos rellenos de arroz y carne), ‘lapericana’, ‘l’arròs al forno’, y la paella valenciana de pollo y conejo.


{jathumbnail off}