El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente celebró ayer una reunión en la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria con los Jefes de los servicios veterinarios de las Comunidades Autónomas, en la que se ha analizado la situación de la enfermedad de Schmallenberg en la Unión Europea. En la reunión y como […]

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente celebró ayer una reunión en la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria con los Jefes de los servicios veterinarios de las Comunidades Autónomas, en la que se ha analizado la situación de la enfermedad de Schmallenberg en la Unión Europea.

En la reunión y como medida de precaución, se ha decidido poner en marcha un programa de vigilancia basado en la detección de números anormales de abortos, malformaciones o cuadros nerviosos en animales recién nacidos en las explotaciones de bovino, ovino y caprino.

Se trata de una medida de carácter preventivo ya que, hasta el momento, no existen indicios de la posible presencia de la enfermedad en territorio nacional. En la Unión Europea se han detectado casos en Países Bajos, Alemania, Bélgica, Reino Unido y Francia.

La enfermedad de Schmallenberg es una infección vírica detectada por primera vez en Alemania en otoño de 2011, que afecta a los rumiantes y que se transmite fundamentalmente por mosquitos o por vía transplancentaria.