La riqueza micológica de Castilla y León, la región más extensa de Europa, y la larga y variada tradición gastronómica de esta zona cristalizan, desde hace años, en las Jornadas gastromicológicas Buscasetas, con cientos de menús micológicos que en cada edición dejan nuevas y deliciosas recetas seteras.

Una región en la que la variedad de la oferta está garantizada dada la enorme cantidad de especies micológicas que crecen en los bosques, montes, riberas y campos de las muchas comarcas seteras de Castilla y León. De hecho, el turismo micológico es una opción en crecimiento, una modalidad que está contribuyendo a la puesta en valor de los bosques, resaltando su aspecto recreativo y de sostenibilidad, con una repercusión directa en las economías del medio rural y contribuyendo a desestacionalizar la oferta turística.

En esta línea, Buscasetas se ha convertido en el más grande de los encuentros culinarios celebrados en España, dado el número de participantes —hasta 250 establecimientos—, la extensión geográfica de la región —más de 94.000 kilómetros cuadrados en las nueve provincias de Castilla y León— y, principalmente, el número de menús micológicos servidos. Además de ser la mejor excusa par conocer (o revisitar) el rico y vasto patrimonio monumental, histórico, natural y gastronómico que atesora Castilla y León.

Y en cada edición deja una colección de selección de platos de los menús ofertados en los que los boletus, níscalos, amanitas, senderuelas, colmenillas, trompetas negras, champiñones… son el denominador común y exponente del alto nivel de la cocina castellana y leonesa. Propuestas como esta Ensaladilla fungi con portobellos, una receta del Restaurante club de campo La Galera (Valladolid).

Ensaladilla fungi con champiñones Portobello

INGREDIENTES

  • 100 g de patata cocida
  • 100 g de zanahoria cocida
  • 100 g de champiñón Portobello
  • 100 g de atún en aceite
  • Un puñadito de berros
  • 150 g de yema de huevo
  • 250 g de aceite de trufa túber aestivium
  • 2 lascas de ventresca de atún escabechada por ración

ELABORACIÓN

Cocemos la patata y la zanahoria, y luego las cortamos en brunoise. Cortamos los champiñones también en brunoise, reservando dos o tres champiñones para laminarlos en la terminación del plato. Añadimos el atún y reservamos.

En el vaso de la batidora ponemos la yema de huevo y parte del aceite, añadimos la sal y batimos sin mover. Cuando empiece a emulsionar vamos añadiendo mas aceite de trufa hasta que la mayonesa quede montada.

Añadimos la mayonesa a la ensaladilla y mezclamos bien, laminamos los champiñones que habíamos reservado.

Colocamos la ensaladilla en un molde cilíndrico, lo ponemos en un plato de forma longitudinal. Con un útil empujamos para que salga, cubrimos el cilindro de ensaladilla con las láminas de portobello y encima colocamos un par de lascas de ventresca y unos berros a ambos lados de la ensaladilla. Con la mayonesa trazamos unas líneas en zigzag.

Ensaladilla fungi con champiñones Portobello
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
87%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Ensaladilla fungi con champiñones Portobello
Publicado el...