La bajada del consumo de los productos pesqueros en hogares desde el mes de marzo, por debajo de los mismos meses en 2019, el incremento de los costes de energía, que se han doblado, el precio del combustible para sus furgonetas profesionales, la falta de inclusión del sector de la comercialización en los paquetes de ayudas europeas…

Son las principales preocupaciones que se han expresado a lo largo de la asamblea anual de la Federación Nacional de Asociaciones de Empresarios Detallistas de Pescados y Productos Congelados (FEDEPESCA) celebrada ayer lunes en Sevilla con más de cincuenta pescaderos representantes de toda España.

Lo que más preocupa a los pescaderos

Uno de los puntos que se trataron fue la subida de los precios de los suministros, luz y gasolina, que se han doblado y, por lo tanto, la correspondiente subida de los costes del producto, un tema sobre el que los minoristas no entienden por qué están excluidos de las medidas de crisis activadas por la Comisión Europea para apoyar a los sectores de la pesca y la acuicultura en el contexto de la invasión rusa de Ucrania.

“El mecanismo de crisis del Fondo Europeo Marítimo de Pesca y Acuicultura (FEMPA) proporcionará una asistencia inmediata a los operadores de los sectores de la pesca, la acuicultura y la transformación de alimentos marinos a través de una compensación financiera por sus pérdidas económicas y costes adicionales. Permitirá asimismo a los Estados miembros conceder una compensación financiera a los operadores por los ingresos que hayan perdido debido a la actual perturbación del mercado. Una vez más, se excluye a la comercialización, parte fundamental de la cadena pesquera y que también jugó un papel esencial durante la pandemia”, explican desde la Federación, y solicitan que se les incluya en las ayudas para paliar el impacto económico que están sufriendo derivado de la subida de todos los costes al tiempo que la demanda de productos pesqueros está bajando.

Finalmente, en este encuentro entre empresarios del sector se reivindicó también, una vez más, la urgente reducción del IVA al 4 % para un producto esencial en una dieta equilibrada como es el pescado. “El IVA del pescado está gravado en un 10 %, y no con el tipo súper reducido del 4 % previsto para alimentos de primera necesidad, debiendo fomentarse la dieta saludable con medidas valientes que demuestren el compromiso del gobierno con ayudar a los españoles en su correcta alimentación e impulsar en Europa un tipo reducido para estos productos”, comentan sobre este tema.

Resumen
La bajada del consumo, los precios y la ausencia de ayudas, lo que más preocupa a los pescaderos
Título
La bajada del consumo, los precios y la ausencia de ayudas, lo que más preocupa a los pescaderos
Descripción
La bajada del consumo de pescado desde el mes de marzo, por debajo de los mismos meses en 2019, el incremento de los costes de energía, que se han doblado, el precio del combustible para sus furgonetas, la falta de inclusión del sector de la comercialización en los paquetes de ayudas europeas…
Autor