Un proyecto cuyo objetivo es utilizar la gastronomía como herramienta para recuperar las praderas de posidonia, planta submarina endémica del Mediterráneo, que no se encuentra en ningún otro lugar del mundo y que están consideradas como un buen bioindicador de la calidad de las aguas marinas costeras.

La iniciativa, Bowl for the Future, nace de la mano el grupo de restauración catalán Freshperts, la foodtech Future Farm y la ONG para la conservación de la diversidad marina Submon, que se han unido para lanzar un bowl de comida saludable y sostenible cuya combinación —arroz integral, mix de lechugas, edamame, cebolla encurtida, sésamo y el atún de origen vegetal Future Tvna— ha sido diseñada por la nutricionista Carlota Bruna y que de momento solo estará disponible en la ciudad de Barcelona.

Un gesto tan sencillo como elegir qué vamos a comer o cenar que puede tener un gran impacto en el medio ambiente, ya que por cada bowl vendido durante los meses de verano, la ONG Submon recibirá una donación de 2 euros. Se estima que con las donaciones resultantes de esta campaña podrán recuperarse 30 000 metros cuadrados de posidonia, y esto supondrá la captación de 13,2 toneladas de CO2 y la emisión aproximada de 510 000 litros de oxígeno nuevo al día en el Mar Mediterráneo, con un promedio de 340 litros de oxígeno al día por bowl.

“Hay cosas fáciles que podemos hacer todos y que tienen gran impacto para preservar el mundo en el que vivimos. Comer más vegetal, reducir residuos… no siempre tenemos que hacerlo todo perfecto, pero sí debemos intentar hacerlo lo mejor posible”, apunta la nutricionista Carlota Bruna.

Recuperar las praderas de posidonia

La posidonia es una de las plantas más importantes de nuestro ecosistema marino y tiene un papel clave como regulador del cambio climático, pero a pesar de ser una especie protegida, en los últimos años sus praderas sufren una regresión generalizada.

«Se considera que el 50 % de las praderas de posidonia del litoral español está en regresión, con una reducción de su superficie del 5 % al 8 % cada año, con la pérdida de biodiversidad que conlleva este hecho. Eso significa que cada 30 minutos desaparece una pradera de plantas marinas equivalente a un campo de fútbol en todo el mundo», comenta Jordi Sánchez, biólogo marino y responsable del proyecto Bosques submarinos de Submon.

Resumen
La gastronomía como herramienta para recuperar las praderas de posidonia
Título
La gastronomía como herramienta para recuperar las praderas de posidonia
Descripción
Un proyecto cuyo objetivo es utilizar la gastronomía como herramienta para recuperar las praderas de posidonia, planta submarina endémica del Mediterráneo, que no se encuentra en ningún otro lugar del mundo y que están consideradas como un buen bioindicador de la calidad de las aguas marinas costeras.
Autor