La semana que finaliza ha traído consigo una acumulación de medidas –que cuando menos podrían ser catalogadas como ‘sorprendentes’– relacionadas con el ámbito de la legalidad alimentaria, decisiones tomadas por las autoridades de diferentes países que han puesto en jaque no solo al sector sino a los propios consumidores.    No a los refrescos de […]

La semana que finaliza ha traído consigo una acumulación de medidas –que cuando menos podrían ser catalogadas como ‘sorprendentes’– relacionadas con el ámbito de la legalidad alimentaria, decisiones tomadas por las autoridades de diferentes países que han puesto en jaque no solo al sector sino a los propios consumidores.

   No a los refrescos de más de medio litro

Según refiere un artículo firmado por Sam Dean y publicado ayer viernes por bonappetit.com todo comenzó con la extravagante propuesta del alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, de prohibir la venta de refrescos azucarados en envases con un volumen por encima de 16 onzas (473 mililitros, menos de medio litro).

La medida ha sido ampliamente respondida y a veces hasta ridiculizada, por la casi totalidad de medios, productores, consumidores y establecimientos de hostelería, tildando al alcalde de ‘niñera’ de los ciudadanos y a la medida como una ‘locura’. El mismísimo McDonald’s expresó por Twitter que “la cadena confiaba plenamente en el buen criterio de sus clientes”.

semana-leyes2Ojo con pecar en los lagos

Mientras tanto, en Austria, un residente alemán está viéndoselas con la ley por tratar de impresionar a sus hijos intercambiando un pescado congelado comprado, por otro que «atrapó en un lago».

El hecho de pescar en un lago particular ha sido considerado por las autoridades austriacas como caza furtiva, por lo que el hombre es posible que tenga que enfrentarse a un cargo que conllevaría pasar seis meses en la cárcel.

 

semana-leyes3El vino que no era vino

Por otro lado, en Inglaterra, unos viticultores acaban de descubrir que su vino, que aparenta, huele y sabe como vino, no puede ser llamado legalmente vino, sino ‘bebida de zumo de uva fermentada’.

La bodega ha utilizado uva Malbec importada desde Argentina y de acuerdo con la legislación de la UE únicamente el vino producido con uvas cultivadas en Europa puede ser llamado vino. El resto debe ser etiquetado como una «bebida alcohólica con base de fruta».

semana-leyes4El azúcar debe ser «sólido, seco y cristalizado»

Y finalmente, de nuevo en suelo americano, la FDA, la Agencia de Alimentación estadounidense, ha tirado abajo un intento por parte de empresas de la industria del maíz de posicionar un jarabe de maíz, con alto contenido en fructosa, como un ‘azúcar de maíz’.

La FDA determinó que el cambio de nombre sería demasiado confuso para los consumidores, basándose en ese último bastión de la verdad, que es el diccionario interno de la institución: el azúcar se define como «sólido, seco y cristalizado», mientras que un jarabe es «una solución acuosa o un alimento líquido».

{jathumbnail off}