Las Salinas de Imón, en Sigüenza (Guadalajara) —actualmente abandonadas pero en buen estado de conservación—, tuvieron gran importancia en la antigüedad. Construidas en el siglo X, fueron las mayores salinas de la zona y las de mayor producción de sal en la península ibérica.

En su momento los diferentes reyes, bajo cuyo control se encontraban, destinaban las rentas a pagar a nobles y al obispado de Sigüenza. La última modernización, a la que debe su actual aspecto, es obra de Carlos III en 1720. Estuvieron activas hasta 1996 y en la actualidad se conservan restos de la última cosecha en sus almacenes principales.

Recuperación de la salinas de Imón

Y ahora, en el marco de la Candidatura Paisaje Dulce y Salado entre Sigüenza y Atienza a Patrimonio Mundial de la UNESCO, el Ayuntamiento de Sigüenza ha anunciado públicamente el acuerdo alcanzado con el condominio de propietarios de la mayor parte de los terrenos en los que se hallan las Salinas de Imón para la cesión de la propiedad al consistorio de la ciudad.

El acuerdo es fruto de unas largas negociaciones entre el Ayuntamiento y los propietarios, unidos ahora a través de una fórmula jurídica —el condominio— que permite la cesión de la titularidad, un requisito imprescindible continuar con el proyecto. Por ello, las gestiones que han permitido el anuncio, la ulterior elevación al pleno municipal esta misma tarde de la propuesta de convenio con el condominio, y la firma, que se llevaría a cabo próximamente -condicionada a la aprobación por el Pleno- han sido y son una prioridad para el gobierno municipal que encabeza Merino. Por todo ello, la alcaldesa daba las gracias a los propietarios: «Han mostrado una gran sensibilidad con el presente y con el futuro de su tierra.

“Este acuerdo histórico es el primer paso para una recuperación de la que se viene hablando desde hace décadas. Y hoy es el día en el que puede comenzar a ser una realidad. Los réditos de las salinas fueron fundamentales en el pasado para la comarca, permitiendo, incluso la construcción de la catedral de Sigüenza. Ahora nos hallamos en la mejor disposición para devolverles algo de lo que nos dieron en el pasado», explica la alcaldesa de la ciudad, María Jesús Merino.

Resumen
Las históricas salinas de Imón, en Sigüenza, más cerca de su recuperación
Título
Las históricas salinas de Imón, en Sigüenza, más cerca de su recuperación
Descripción
Las Salinas de Imón, en Sigüenza (Guadalajara) —actualmente abandonadas pero en buen estado de conservación—, tuvieron gran importancia en la antigüedad. Construidas en el siglo X, fueron las mayores salinas de la zona y las de mayor producción de sal en la península ibérica.
Autor