El pimiento es una hortaliza de la familia de las solanáceas cuya planta es originaria de América del Sur, una de las primeras plantas introducidas en Europa procedentes del Nuevo Continente de manos del propio Cristóbal Colón, que lo llevó a España por primera vez según una carta escrita por Pedro M. de Angleria fechada en septiembre de 1493.

Y el pimiento del Piquillo de Lodosa es un ecotipo de la variedad Piquillo, autóctono de la Comunidad Foral de Navarra (España). La Denominación de Origen Protegida (DOP) Piquillo de Lodosa está constituida por los terrenos ubicados en ocho municipios situados en la llamada Ribera Baja navarra —Andosilla, Azagra, Carear, Lerín, Lodosa, Mendavia, San Adrián y Sartaguda— y ampara la conserva de frutos enteros de las categorías Extra y Primera de la variedad piquillo, cultivados y elaborados exclusivamente en esos municipios.

Un pimiento de un color rojo vivo, pequeño tamaño y forma plana-triangular con una característica punta ligeramente curva, de carne es fina y compacta cuya elaboración por parte de las diferentes empresas tiene una característica común: una vez en fábrica, y siempre a mano, los frutos se lavan para eliminar las impurezas que llegan del campo y el proceso continúa con el asado por llama directa, para pasar al descorazonado, pelado y eliminación de semillas. Esta fase se caracteriza por la meticulosidad con la que debe realizarse, ya que limpian uno a uno los frutos sin sumergirlos en agua ni en soluciones químicas.

De este modo se logra conservar todas sus características naturales con una gran calidad y un especial sabor que en la cocina da lugar a elaboraciones como estos Piquillos de Lodosa rellenos de langostino y puerro, una receta de Lola Bernabeu ofrecida por la Denominación de Origen Protegida (DOP) Piquillo de Lodosa.

Piquillos de Lodosa rellenos de langostino y puerro

INGREDIENTES

  • 12 pimientos de piquillo
  • 250 g de langostinos
  • 4 puerros
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Para la besamel

  • 1 pimiento de piquillo
  • 1 vaso de leche
  • 2 vasos de caldo (resultante de hervir las pieles y cabezas de los langostinos junto con los restos de los puerros, sal, dos dientes de ajo, una hoja de laurel y perejil)
  • 1 cucharada sopera de harina
  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN

Empezamos pelando los langostinos y reservamos las cabezas y pieles para el caldo.

Picamos los puerros finamente, reservando medio puerro para freír al final y la parte verde y exterior bien lavada para el caldo.

En una olla vertemos tres vasos de agua, las pieles y cabezas de los langostinos, los restos de puerro, una rama de perejil, dos dientes de ajo, una hoja de laurel y sal y lo hervimos todo durante unos 20 minutos. Colamos el caldo y reservamos.

En una sartén con un chorrito de aceite pochamos los puerros picados y cuando estén casi listos añadimos los langostinos picaditos y pochamos también. Salpimentamos.

Rellenamos los pimientos con ayuda de un cuchara.

Preparamos la besamel tostando la harina en una sartén con un chorrito de aceite. Una vez tostada añadimos poco a poco el caldo de langostinos con un pimiento triturado y la leche, removiendo todo muy bien para que no queden grumos. Salpimentamos y colocamos en el fondo de una fuente apta para horno.

Colocamos los pimientos sobre la besamel y sobre ellos el puerro que habíamos reservado frito a rodajitas, gratinamos en el horno 5 minutos, y listo.

Piquillos de Lodosa rellenos de langostino y puerro
79%Nota Final
Puntuación de los lectores 2 Votos
90%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Piquillos de Lodosa rellenos de langostino y puerro
Publicado el...
Calificación
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)