Desarrollar una bandeja calefactable por USB, elaborada a partir de materiales termoplásticos, y que permita in situ la regeneración o calentamiento de los alimentos que contenga, sin necesidad de recurrir a ningún equipo de calentamiento externo.

Este es el objetivo del proyecto D-CALENT que está llevando a cabo el Instituto Tecnológico del Plástico, AIMPLAS, junto con la Universidad de Valencia, una iniciativa financiada por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) con la que se pretende lograr una bandeja destinada al entorno hospitalario que mantenga calientes los alimentos elaborados y que estos resulten más apetecibles para el paciente.

Y es que, en términos generales, desde que se emplatan los alimentos elaborados o se calientan, hasta que se distribuyen, existe la posibilidad de que el paciente reciba los alimentos templados o ya fríos, puesto que el uso de bandejas isotérmicas no resulta suficiente, motivo por el que se ha puesto en marcha este proyecto. En este sentido, cada año se producen en España alrededor de 40 millones de estancias hospitalarias, que requieren de un máximo cuidado también desde el punto de vista de la alimentación. El objetivo de la restauración hospitalaria es conseguir que el paciente se recupere de su enfermedad lo más rápido posible, para lo que necesita utilizar dietas adecuadas, métodos de elaboración seguros y un cuidado máximo para que los alimentos mantengan sus nutrientes. Pero también es fundamental que resulten apetitosos para los pacientes ya que, por lo habitual, los enfermos pierden el apetito a causa de la enfermedad.

Bandeja que caliente la comida mediante USB

“Para conseguirlo se está trabajando en el desarrollo e integración de una resistencia calefactable, flexible y de capa fina en la estructura de la bandeja para el catering de los hospitales. Todo ello va a permitir contar con una solución de bajo coste, eficiente, y reutilizable para uso en cualquier entorno hospitalario”, explica Víctor Sevilla, Investigador Principal del proyecto de D-CALENT y técnico de la célula de Ingeniería de AIMPLAS, añadiendo que en la actualidad no existe ninguna solución de bandeja reutilizable y de bajo coste que permita calentar o regenerar la comida en la propia habitación del paciente, más allá de los tradicionales microondas que se podrían instalar en cada habitación, pero que supondrían unos costes altos de inversión, mantenimiento y limpieza.

De este modo, la nueva bandeja calefactable permitirá regenerar o calentar los alimentos en la propia habitación del paciente conectándola a través de una conexión USB a la toma de corriente convencional, con un consumo energético eficiente inferior a 30W. La bandeja alcanzará una temperatura entre 70 ºC y 80 ºC y estará realizada de materiales termoplásticos como son PP y ABS, además de ser compatible con los procesos industriales que se desarrollan en las cocinas de todos los hospitales, poniendo el foco en el lavado automático y en las dimensiones estándar de este tipo de servicios, así como en la seguridad alimentaria.

Resumen
Proyecto para desarrollar una bandeja que caliente la comida mediante USB
Título
Proyecto para desarrollar una bandeja que caliente la comida mediante USB
Descripción
Desarrollar una bandeja calefactable por USB, elaborada a partir de materiales termoplásticos, y que permita in situ la regeneración o calentamiento de los alimentos que contenga, sin necesidad de recurrir a ningún equipo de calentamiento externo.
Autor