Con las altas temperaturas que, además este año han llegado con anticipación y están conviviendo con nosotros desde hace ya tiempo, es muy importante saber cómo mantener en las mejores condiciones y el máximo tiempo posible los alimentos frescos en el frigorífico.

Por ello, desde la marca de electrodomésticos y electrónica Grundig han querido ofrecer una serie de consejos de uso del frigorífico que ayuden a evitar algunos de los errores más comunes en la conservación de los alimentos en verano.

Cómo usar el frigorífico

  • Encontrar la mejor ubicación del frigorífico en la cocina. Es recomendable no colocar el frigorífico justo al lado de la placa de la cocina y/o del horno ni en un lugar donde reciba luz solar directa durante un tiempo prolongado. Respetando esas dos condiciones se puede decir que la temperatura exterior ideal para un frigorífico es de entre 21 ºC y 23 ºC, que es precisamente la recomendada para los hogares.
  • Ajustar la temperatura ideal. De media, la temperatura interior del frigorífico debería situarse entre los 4 ºC y los 5 ºC. No obstante, la cantidad de alimentos del interior influye en la temperatura, ya que, si está muy lleno, podemos ajustar algún grado menos para compensar y, si por el contrario ese encuentra muy vacío, podemos elevar ligeramente, pero sin superar nunca los 8 ºC.
  • Conservar las frutas y verduras frescas. Los vegetales necesitan unas condiciones de humedad y temperatura específicas para mantenerse más tiempo frescas. Por ello, es importante almacenarlas en los espacios del frigorífico diseñados para minimizar la condensación y asegurar un ambiente óptimo. En este sentido, la reciente incorporación de tecnologías que aportan un sistema de circulación controlada del aire ayudan a que estos alimentos permanezcan en mejores condicione y más tiempo que en un cajón convencional.
  • Almacenar adecuadamente los alimentos. Según la Agencia Española de Seguridad y Nutrición, “almacenar adecuadamente los alimentos es fundamental para prolongar su vida útil y evitar su deterioro o contaminación, siendo importante sobre todo durante los meses de verano”. La forma más común de almacenar los alimentos en el frigorífico es a través de recipientes herméticos, a excepción de frutas y verduras, que se conservan mejor en el cajón adaptado para ellas.
  • Contar con tecnologías exclusivas. Además de la ya citada circulación controlada del aire, otras novedosas tecnologías ayudan a mantener las vitaminas y nutrientes de las frutas y verduras al simular el ciclo natural de la luz del sol a través de iluminación,ayudando así a alcanzar el objetivo de conservar mejor y por más tiempo los alimentos frescos en el frigorífico.
Resumen
Cómo usar el frigorífico para conservar mejor los alimentos en verano
Título
Cómo usar el frigorífico para conservar mejor los alimentos en verano
Descripción
Con las altas temperaturas que, además este año han llegado con anticipación y están conviviendo con nosotros desde hace ya tiempo, es muy importante saber cómo mantener en las mejores condiciones y el máximo tiempo posible los alimentos frescos en el frigorífico.
Autor