La historia comienza hacia mediados del siglo XVIII en la ciudad italiana de Turín, cuando los hermanos Giovanni, Giacomo y Carlo Stefano Cinzano decidieron convertirse en maestros destiladores y abrieron la primera bodega de la marca, a la que llamaron Casa Cinzano.

En la actualidad, Cinzano es un emblema a nivel internacional, reconocido en todo el mundo gracias a su vermut, una marca icónica que ahora, desde su creación en 1757, celebra en 2017 su 260 aniversario, sumando casi tres siglos de pasión, tradición y experiencia en vitivinicultura.

Nacido en las calles de Turín, Italia, y famoso en el mundo entero, el patrimonio cultural de Cinzano ha llamado la atención de los aficionados al aperitivo en todo el mundo, gracias a su reconocible sabor amargo que goza de creciente popularidad en los últimos años con el resurgimiento de los cócteles clásicos, y con el vermut como uno de los ingredientes clave, además de la tendencia de disfrutar el vermut solo o con hielo en muchos países, entre ellos España.

El ritual del vermut

El ritual de tomar el vermut se ha transmitido de generación en generación como el acompañamiento perfecto a la celebración de la espontaneidad, como vivencia del presente con respeto a la herencia del pasado, y como un reconocimiento a las pequeñas cosas que ganan valor compartiéndolas con familia y amigos.

Entre los tipos de vermut Cinzano encontramos los clásicos Cinzano Rosso y Cinzano Bianco, además de las dos variedades artesanales, Rosso y Bianco, de la gama premium Cinzano 1757. Una bebida que se disfruta ya sea como aperitivo solo con hielo y una rodaja de naranja o limón, o como ingrediente en cócteles tan clásicos y emblemáticos como el Negroni, el Americano o el Boulevardier.

El legado histórico

La marca, reconocida por su rico patrimonio artístico, creó un comité de destacados historiadores y profesores universitarios coordinado por Paolo Cavallo —responsable de los archivos históricos de la compañía— y formado, entre otros, por Giovanni De Luna, Valentina Colombi, Giorgio Bigatti, Primo Ferrari y Carlo Vinti.

Muchos miembros del comité eran originarios de Turín, una circunstancia que logró intensificar aún más su pasión y dedicación para redescubrir la historia de Cinzano y el legado del reino de Saboya. El comité, que pasó tres años ahondando entre los archivos reales de Turín y las 40.000 carpetas que formaban parte del gran archivo de Cinzano, repasó documentación y objetos del periodo 1568-1990 para asegurarse de que la herencia de la marca fuera conservada e impulsada más allá de su 260 aniversario.

Resumen
Título
260 años de un icono del vermut
Descripción
La historia comienza a mediados del siglo XVIII en Turín, cuando tres hermanos decidieron convertirse en maestros destiladores y abrieron la primera bodega de la marca, Casa Cinzano.
Autor