La Red de Juderías de España – Caminos de Sefarad es una Asociación constituida por municipios que cuentan, en sus conjuntos medievales, con un patrimonio arquitectónico, histórico, medioambiental y cultural, herencia de las Comunidades judías que los habitaron.

Los miembros de la Red —Ávila, Barcelona, Béjar, Cáceres, Calahorra, Córdoba, Estella-Lizarra, Hervás, Jaén, León, Lorca, Lucena, Monforte de Lemos, Plasencia, Ribadavia, Sagunto, Segovia, Tarazona, Toledo, Tudela y Tui— actúan de forma conjunta en defensa del patrimonio histórico y legado judío promoviendo proyectos culturales, turísticos y académicos y realizando una política de intercambio de experiencias nacionales e internaciones que contribuyan al conocimiento y respeto mutuo de pueblos, culturas y tradiciones.

Todos los municipios vienen recuperando desde hace más de veinte años sus juderías, invirtiendo tiempo y recursos en la rehabilitación de casas, calles, palacios y cuantos edificios se puedan salvar del olvido y recuperar el conocimiento de las vidas de las familias judías de toda procedencia y condición, una historia oculta desvelada después de quinientos años y ahora recuperada.

Y una de las muchas iniciativas de la Red es Sabores de Sefarad, un punto de encuentro gastronómico, de investigación culinaria, de chefs y cocineros profesionales y, a la vez de cocineras/os domésticos, mediante la exploración de antiguos libros de cocina y también recetarios heredados de familias sefardíes que llevan cocinándolos siglos. En este sentido, la Red busca las recetas sefardíes que viajan en el tiempo y por el mundo, elaboraciones como estos Bunyelikos de kalavasa, buñuelos de calabaza

Bunyelikos de kalavasa

INGREDIENTES

Para la masa

  • 300 g de calabaza escurrida
  • 350 g de harina de fuerza
  • 25 g de levadura prensada (fresca) de panadero
  • 100 g de agua mineral
  • 20 g de azúcar

Para la fritura

  • Aceite de oliva

Para el rebozado

  • Azúcar
  • Canela molida
  • Licor de anís

ELABORACIÓN

Mezclar en el agua mineral tibia la levadura de panadero, le añadimos el azúcar y dejamos reposar 5 minutos.

Para la calabaza escurrida, horneamos la calabaza, le sacamos la pulpa y la dejamos escurrir en un colador durante 5 horas.

Mezclamos la harina, la pulpa de calabaza escurrida y la mezcla de levadura, agua y azúcar. Con una batidora de gancho mezclamos durante 4 minutos, luego dejamos reposar la masa en un lugar cálido hasta que doble su tamaño.

Con pequeñas porciones de la masa vamos dando forma a los buñuelos: con la mano izquierda se presiona la masa (entre el pulgar y el índice) y con la mano derecha mojada en agua, utilizando el dedo índice (bien mojado) se presiona la masa en el centro para formar el agujero.

Rápidamente los introducimos en el aceite de oliva caliente, dándoles la vuelta varias veces y cuidando que no se quemen. Los sacamos a una bandeja con papel absorbente y después los pasamos por azúcar, canela molida y unas gotas de anís (si queremos ser más fieles a como debieron ser estos buñuelos medievales, se pueden napar con un poco de miel caliente, incluso con miel aromatizada con anís).

Bunyelikos de kalavasa (dulce sefardí)
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Publicado el...
Calificación
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)