La ciudad suiza de Zurich ha acogido una novedosa iniciativa en la que los vinos blancos de la Denominación de Origen Rueda se han maridado con una serie de elaboraciones no muy habituales en las costumbres culinarias occidentales, como por ejemplo, tacos asiáticos de grillos o saltamontes en tempura.

Los insectos son alimentos muy presentes en la dieta oriental por su alto índice de proteínas. Por ello, la Denominación de Origen se ha querido suma a la vanguardia, con esta original cata que demuestra la versatilidad de la uva Verdejo, con una degustación que combina los vinos de Rueda con saltamontes y gusanos, entre otros insectos.

Esta cata ha tenido lugar en Suiza, primer país de Europa en legalizar el consumo de insectos, siguiendo estrictos controles de calidad antes de llegar al mercado. Santiago Mora, director general de la D.O. Rueda, y Sebastian Bordthauser, experto alemán en la cocina con insectos, han sido los encargados de dirigir la actividad. Los platos elegidos para combinar con los vinos de Rueda han sido:

  • Tacos asiáticos con grillos
  • Saltamontes en tempura con salsa de sésamo y mango
  • Guiso de verduras y gusanos de la harina en salsa Hoisin con arroz
  • Queso curado con gusanos en salsa pesto
  • Pastel de mezcla de insectos

“La innovación forma parte de nuestros genes. Esta iniciativa ha tenido una excelente acogida entre los consumidores suizos y con ella hemos demostrado la versatilidad de la uva verdejo, capaz de acompañar incluso los platos más complejos”, comentaba Santiago Mora durante el evento.

Visto bueno del Parlamento Europeo a los insectos

Ya en mayo de 2013 un informe conjunto de la FAO y la Universidad holandesa de Wageningen afirmaba que “los insectos son una fuente importante y de acceso fácil de alimentos nutritivos y ricos en proteínas”. Según ese informe, “muchos insectos son ricos en proteínas y grasas buenas y tienen un elevado contenido en calcio, hierro y zinc, comparándolos con la carne de vacuno, que tiene un contenido de hierro de 6 miligramos por 100 gramos de peso, mientras que el contenido en hierro de las langostas varía entre 8 y 20 mg por 100 g de peso en seco”.

Además, añadía el informe, “los insectos forman parte de las dietas tradicionales de al menos 2.000 millones de personas y su recolección y cría pueden generar empleos e ingresos en efectivo, sobre todo a nivel familiar”. La investigación afirmaba que los seres humanos consumen en el mundo más de 1.900 especies y que los más degustados son los escarabajos, las orugas, las abejas y las hormigas, los saltamontes, las langostas y los grillos.

Dos años más tarde, en 2015, el Parlamento Europeo aprobaba la consideración como ‘nuevos alimentos’ para el ámbito europeo de insectos, hongos, algas, nuevos tipos de colorantes y productos elaborados con nuevas técnicas, como las llamadas ‘hamburguesas de laboratorio’. Con esta autorización el Parlamento Europeo pretendía impulsar la innovación en el sector alimentario incluyendo una serie de productos que hasta el momento no se estaban consumiendo de forma habitual ni generalizada en los diferentes mercados europeos, ya sea porque conllevan el empleo de nuevos sistemas tecnológicos en los procesos de producción, o, sencillamente, por una cuestión de ‘rechazo cultural’, como en el caso de los insectos.

Resumen
Título
Cata de insectos maridados con un Rueda
Descripción
La ciudad suiza de Zurich ha acogido una novedosa iniciativa en la que los vinos blancos de Rueda se han maridado con tacos asiáticos de grillos o saltamontes en tempura, entre otras propuestas.
Autor