Dinner by Heston Blumenthal, uno de los restaurantes más exclusivos de Gran Bretaña, en el distinguido barrio de Knightsbridge en el centro de Londres, ha tenido que cerrar sus puertas debido a una intoxicación alimentaria, exactamente el mismo problema que afectó en 2009 al otro restaurante de Blumenthal, The Fat Duck, en la localidad inglesa […]

Dinner by Heston Blumenthal, uno de los restaurantes más exclusivos de Gran Bretaña, en el distinguido barrio de Knightsbridge en el centro de Londres, ha tenido que cerrar sus puertas debido a una intoxicación alimentaria, exactamente el mismo problema que afectó en 2009 al otro restaurante de Blumenthal, The Fat Duck, en la localidad inglesa de Bray y hace un par de años al que entonces fuera el mejor restaurante del mundo, Noma, en Copenhague (Dinamarca).

 

Según informa el diario británico The Guardian, el pasado sábado se tomó la decisión cerrar las puertas de Dinner durante una semana para asegurarse de que el local estuviera “completamente seguro y libre de norovirus”, después de que se confirmara que al menos cinco clientes y varios miembros del personal habían sufrido una infección altamente contagiosa. En total, diez clientes reportaron algún tipo de malestar en los últimos días.

 

Tras disculparse con sus clientes por las reservas que han debido ser canceladas, Blumenthal ha asegurado: “Somos conscientes de lo contagioso que puede llegar a ser este virus de la gripe de invierno y tomaremos todas las precauciones necesarias para proteger a nuestros clientes”.

El restaurante avisó por primera vez a los funcionarios de salud pública después de que algunos comensales aseguraran que se sentían mal, pero los resultados iniciales de las pruebas fueron negativas, afirma Blumenthal. Se informó al restaurante de que la situación estaba contenida y el cierre no era necesario.

Después de “un período de seis días de calma”, otros clientes dijeron haberse sentido mal después de cenar y el restaurante habría contactado con funcionarios de nuevo, confirmando entonces que, efectivamente, habían resultado infectados por el norovirus.


{jathumbnail off}