El Pleno del Consejo Regulador de la D.O. Ca. Rioja ha celebrado una reunión extraordinaria en la que se ha llevado a cabo la toma de posesión del presidente y nuevos vocales. Por primera vez en su historia, el Consejo estará presidido por un viticultor, Luis Alberto Lecea, de la organización agraria ASAJA, quien sucede […]

El Pleno del Consejo Regulador de la D.O. Ca. Rioja ha celebrado una reunión extraordinaria en la que se ha llevado a cabo la toma de posesión del presidente y nuevos vocales. Por primera vez en su historia, el Consejo estará presidido por un viticultor, Luis Alberto Lecea, de la organización agraria ASAJA, quien sucede en el cargo al bodeguero Víctor Pascual. 

Desde la constitución oficial del primer Consejo Regulador el 11 de enero de 1927, salvo los dos últimos presidentes, representantes del sector vinculados a la Interprofesional, los anteriores han procedido siempre del ámbito de la Administración.

 Como principal objetivo para el nuevo mandato, Lecea ha señalado “el desarrollo de nuestra Denominación sobre la base de un modelo de calidad que nos ha dado el liderazgo entre las regiones vinícolas españolas y que, lo más importante, nos ha permitido que 18.000 viticultores y más de 500 bodegas sigamos generando riqueza para toda la región a pesar de la crisis”.

 Para conseguir ese objetivo considera imprescindible “reforzar la política de calidad e innovación, así como continuar con la apuesta por la promoción a largo plazo, que permitirá tener cada vez más bodegas exportando y crecer en los mercados de valor, que nos den la rentabilidad deseada para nuestras uvas y vinos”.

Un poco de historia

La cultura vitivinícola mediterránea estuvo en la Edad Media estrechamente unida a la vida monacal, ya que sus principales difusores fueron los monjes. La zona de Rioja no es una excepción y ya Gonzalo de Berceo, el primer poeta que escribió en lengua romance, menciona el vino en los versos que compuso desde su retiro en el Monasterio de Suso, en San Millán de la Cogolla.

La primera referencia documental relacionada con la protección de la calidad y garantía de los vinos de Rioja data de 1650; aunque con anterioridad, en 1102, el Rey Sancho de Navarra reconocía jurídicamente estos vinos.

En 1787 se creó la Real Sociedad Económica de Cosecheros de Rioja, cuyo objetivo era el fomento del cultivo de la vid, la elaboración del vino y el desarrollo de su comercio.

En el siglo XX, en 1902, se promulgó una Real Orden que definía el “origen” para su aplicación a los vinos de Rioja. En 1926 se decretó la creación del Consejo Regulador cuya misión era delimitar la zona del Rioja, controlar la expedición de la “precinta de garantía” y recomendar las medidas legales que se tomarían contra los usurpadores y falsificadores del nombre “Rioja”. Sin embargo, hasta 1945, este organismo no sería legalmente estructurado.

Finalmente el Consejo Regulador quedó constituido en 1953 y comenzó así a sentar las bases de una actuación moderna y eficaz.

 

Artículos relacionados

Las DO de vinos y su presencia en redes sociales

Nivarius, el nuevo blanco de La Rioja

Mejora el comportamiento en valor de los vinos españoles

2.400 antiguas barricas rehabilitadas para enoturismo

Tapas fantásticas en el Tower Bridge londinense

Los riojas más representativos del año

Rioja, líder del mercado español de tintos con crianza

El Rioja, en los principales eventos gastronómicos de Estados Unidos

La ‘European Wine Bloggers Conference’ se reunirá en La Rioja

La cosecha 2012 de Rioja, calificada como ‘muy buena’

Vinos Rioja: 8 millones de euros para un nuevo récord de exportación

El Rioja en cifras


{jathumbnail off}