El Pleno del Consejo Regulador ha otorgado a la cosecha del Cava 2011 la calificación de “muy buena”, tras finalizar el proceso de calificación de los vinos base Cava y valorar el informe emitido por los Servicios Técnicos y la propuesta del Comité de Cata. El informe recoge los condicionantes climáticos, los valores analíticos ponderados […]

El Pleno del Consejo Regulador ha otorgado a la cosecha del Cava 2011 la calificación de “muy buena”, tras finalizar el proceso de calificación de los vinos base Cava y valorar el informe emitido por los Servicios Técnicos y la propuesta del Comité de Cata.

El informe recoge los condicionantes climáticos, los valores analíticos ponderados por tipos de vinos de todas las partidas que se presentaron a calificación y su puntuación en cada una de las catas efectuadas por el panel de expertos que forman del Comité de Cata.

Maduración temprana

En un marco general, las condiciones climatológicas de la campaña de 2011 favorecieron una temprana maduración de la uva respecto a la campaña anterior, así como un correcto estado sanitario.

En total, se han calificado 174,8 millones litros, de los cuales 156,7 millones son de vino blanco y 18,1 de rosado. Un total de casi un millón de litros de vino no ha alcanzado la calificación. El periodo de calificación ha durado unos cinco meses, de principios de noviembre a abril.

Buenas perspectivas tras ssu elaboración

Los miembros del Comité de Cata debatieron sobre si la calificación de la cosecha 2011 debía ser nombrada como ‘muy buena’ o ‘excelente’ por su alta calidad y finalmente decidieron definirla como ‘muy buena’, por lo que cabe prever una gran calidad para el Cava tras su proceso de elaboración.

{jathumbnail off}