Los mayoristas de Mercabarna esperan vender 12 millones de calçots hasta Semana Santa, de los cuales, 7 millones provendrán del IGP del Camp de Tarragona, muy apreciados por los minoristas. Y es que, la de este año ha sido una gran campaña, en la que el frío ha favorecido un producto de mucha calidad, con […]

Los mayoristas de Mercabarna esperan vender 12 millones de calçots hasta Semana Santa, de los cuales, 7 millones provendrán del IGP del Camp de Tarragona, muy apreciados por los minoristas. Y es que, la de este año ha sido una gran campaña, en la que el frío ha favorecido un producto de mucha calidad, con un calçot grueso y firme.

Un producto de temporada y de proximidad, el calçot, cuyo consumo va ganado presencia en las mesas de hogares, como una versátil verdura presente en los menús familiares, además de que cada vez es más solicitado en los restaurantes y, año tras año se celebra un mayor número de calçotadas.

Según estima el Gremio de Mayoristas de Frutas y Hortalizas de Mercabarna (AGEM), esta temporada —que comenzó a finales del pasado octubre y se prolongará hasta Semana Santa— se prevé muy buena en calidad y cantidad, ya que el frío es un buen compañero para el crecimiento de esta cebolla. La previsión de los mayoristas especializados en calçot es llegar a los 12 millones de unidades comercializadas —la mayor parte va a minoristas y supermercados y el 25% a restauración— superando así las ventas de pasada la campaña que se cerró con 11,3 millones comercializados: “Tenemos una buena temporada con mucho producto y precios totalmente estables en relación a hace un año”, afirman los mayoristas.

A los calçots les gusta el frío

En esta campaña, el frío ha favorecido un producto de mucha calidad, con un calçot grueso y firme, y un crecimiento escalonado durante la temporada, especialmente en el Camp de Tarragona.

En cuanto al calçots del Barcelonès, sobre todo de la zona del Baix Llobregat, la producción se ha incrementado en más de un 15% en relación a la temporada anterior. Por otra parte, según la AGEM, el hecho de que “la Semana Santa caiga tan alta, a mediados de abril, también favorecerá la venta y alargará la temporada de calçotadas”.

A la llama, al horno y rebozados

El calçot se encuentra en los mercados exclusivamente durante los meses de su temporada natural de producción en Cataluña. Mantiene este aspecto tradicional ante muchas frutas y verduras que ya se consumen durante todo el año gracias a la importación. Aunque esta exitosa cebolla empieza a cosechar a finales de octubre, el momento álgido llega ahora, en invierno y hasta Semana Santa.

Los mayoristas explican que “el hecho de que los calçots se preparen cada vez más en casa ha favorecido nuevas recetas, más allá de la tradicional preparación a la llama. Así pues, es muy frecuente cocinarlos al horno, o bien rebozados con tempura.”

Más de sesenta mayoristas del Mercado Central de Frutas y Hortalizas de Mercabarna comercializan actualmente calçots.

Resumen
Título
Las previsiones, 12 millones de calçots hasta Semana Santa
Descripción
Los mayoristas de Mercabarna esperan vender 12 millones de calçots hasta Semana Santa, de los cuales, 7 millones provendrán del IGP del Camp de Tarragona, muy apreciados por los minoristas.
Autor