Los resultados del proyecto piloto sobre Turismo Senior Europa 2009-2011, reflejan que los ‘mayores’de Europa han resultado ser un buen negocio para España. Al menos así lo demuestran los datos presentados recientemente por el secretario general de Turismo y Comercio Interior, Joan Mesquida, relativos a este  programa puesto en marcha en octubre de 2009 por […]

Los resultados del proyecto piloto sobre Turismo Senior Europa 2009-2011, reflejan que los ‘mayores’de Europa han resultado ser un buen negocio para España.

Al menos así lo demuestran los datos presentados recientemente por el secretario general de Turismo y Comercio Interior, Joan Mesquida, relativos a este  programa puesto en marcha en octubre de 2009 por parte del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio junto con las comunidades autónomas de Valencia, Baleares, Andalucía y Canarias, y gestionado por la Sociedad Estatal Segittur.

Turismo Senior Europa es un proyecto pionero a nivel internacional que está destinado  a la venta de viajes  parcialmente bonificados  a España para las personas mayores de 55 años residentes en la Unión Europea durante las temporadas media y baja.

Objetivo: desestacionalizar la actividad turística

El programa ha sido creado con el objetivo de estimular la actividad económica de la industria turística fuera de la temporada estival, para favorecer las políticas activas de empleo y para contribuir a la construcción de la ciudadanía europea y al envejecimiento activo de la población. Es una apuesta  directa por la desestacionalización de la actividad turística y para favorecer el empleo mediante unas políticas  que incidan en el mercado laboral.

Según los datos presentados por Joan Mesquida, el proyecto ha producido un impacto económico estimado de 68,2 millones de euros en dos años,  de ellos 53,4  millones de euros en España entre octubre de 2009 y junio de 2011. Un resultado obtenido gracias a los cerca de 100.000 turistas de 16 nacionalidades diferentes que han visitado España en un año y nueve meses, generando cerca de 800.000 pernoctaciones. Hay que destacar el incremento en las pernoctaciones en un 14%, en la edición 2010/2011, lo que ha supuesto alcanzar cerca de 425.000.

Balance Económico

El proyecto contaba con una  inversión total a nivel nacional de 12,5 millones de euros, financiada al 50% por Turespaña y las comunidades participantes, al mismo tiempo que ha generado un superávit en la Balanza por cuenta corriente de 58,5 millones de euros. Por cada euro invertido las administraciones públicas españolas han recuperado 1,30 euros.

Los resultados han permitido que la inversión haya sido ampliamente recuperada por el incremento de ingresos en la recaudación de la Seguridad Social, vía Impuestos de Sociedades, el IRPF, el IVA y por  el ahorro en las prestaciones por desempleo.

En cuanto al empleo, en las dos primeras ediciones del proyecto, que ha estado operativo entre octubre de 2009 y junio de 2011, se han creado 1.690 puestos de trabajo en el sector turístico en  España y Europa, de los que el 50% han  correspondido al sector hotelero y restauración.

También rentable para Europa

El programa es también económica y socialmente rentable para las administraciones europeas que se han visto favorecidas por la actividad generada. El impacto económico ha sido de más de 14,8 millones de euros y se calcula que se han obtenido alrededor de 4 millones de euros de ingresos por el impacto fiscal directo del programa en el resto de la Unión Europea.

Además, la apuesta por el proyecto a nivel europeo en el entorno del programa Calypso podría suponer un importante impulso a la actividad económica y crecimiento en Europa a través de la reducción de la estacionalidad en la actividad turística, la creación del empleo y el fortalecimiento de los lazos entre los ciudadanos europeos. Por lo que se seguirá colaborando con la comisión europea en el desarrollo de la Acción preparatoria Calypso, cuyo objetivo es fomentar el turismo para todos mediante intercambios entre Estados miembros.