España ha conseguido mejoras relevantes en la renovación del acuerdo pesquero con Mauritania. El nuevo protocolo va a permitir regresar al caladero, antes de final de año, a los más de 50 buques españoles que venían faenando hasta 2014.

En la quinta ronda de negociación del nuevo protocolo de pesca del Acuerdo Pesquero entre la Unión Europea y la República Islámica de Mauritania, que se ha celebrado del 7 al 9 de julio en Nouakchott (Mauritania), España ha alcanzado mejoras relevantes en la renovación el acuerdo pesquero con ese país.

El nuevo protocolo va a permitir regresar al caladero, antes de final de año, a los más de 50 buques españoles que venían faenando hasta 2014, una vez que concluya todo el proceso de ratificación.

Mejoras del nuevo protocolo

  • Marisco. Las mejoras obtenidas con respecto al anterior protocolo beneficiarán a la flota de marisco, ya que se ha recuperado una de las dos zonas de pesca que se cerraron en el anterior protocolo. Asimismo, ante el buen estado de los recursos marisqueros, ambas partes han decidido eliminar los paros biológicos para esta modalidad, lo que va a permitir a la flota faenar todo el año.
  • Merluza. Respecto a las flotas de arrastre de merluza negra y de palangre de fondo para especies distintas de la merluza, las posibilidades han aumentado hasta 6.000 y 3.000 toneladas, respectivamente, lo que permitirá incrementar el número de buques. Además, tal y como solicitaba el sector pesquero, se ha eliminado la medida de alejamiento de la costa para ambas flotas que estaba prevista durante los paros biológicos para el pulpo al no afectar su actividad a esta especie. Ello les va a permitir continuar todo el año con su actividad en la zona tradicional más productiva.
  • Atún. Por lo que se refiere a la pesca de atún, el nuevo protocolo permite retornar a la flota de especies altamente migratorias, a uno de los mejores caladeros del Atlántico. Las flotas cerquera, cañera y palangrera van a poder faenar con condiciones similares a las de otros acuerdos para especies altamente migratorias, al haberse armonizado las medidas de control y acceso en este nuevo protocolo con las de los demás acuerdos atuneros.
  • Más ayudas. La Comisión Europea va a pagar 55 millones de euros anuales, frente a los 67 millones que pagó por el convenio anterior, por las nuevas posibilidades, entre las que se incluyen también, las referidas a pesca pelágica de los países del norte de Europa. Adicionalmente, el protocolo contempla una ayuda para el desarrollo del sector pesquero mauritano por valor de 4 millones anuales.
  • Buques congeladores. Ambas partes han acordado, dentro de las posibilidades para este nuevo periodo, que la comisión mixta establecida pueda atribuir posibilidades de pesca para arrastreros congeladores para aquellas especies demersales que presenten excedentes, lo que podría permitir en un futuro próximo la entrada de parte de los buques congeladores que ya operaron en el pasado.

Este nuevo protocolo, con una duración de cuatro años en lugar de dos, va a dar una estabilidad a la flota que venía faenando al amparo del mismo, al tiempo que viene a completar la red de acuerdos pesqueros renovados durante la legislatura, entre los que destacan los de Marruecos, Senegal y Guinea Bissau.

Resumen
Mejoras en el acuerdo pesquero con Mauritania
Título
Mejoras en el acuerdo pesquero con Mauritania
Descripción
España ha conseguido mejoras relevantes en la renovación del acuerdo pesquero con Mauritania que permitirán regresar al caladero, antes de final de año, a los más de 50 buques españoles que venían faenando hasta 2014.
Autor