Durante los meses de otoño, y principalmente entre octubre y noviembre, Soria se convierte en uno de los mejores lugares para los amantes de la micología. La provincia entera es un paraíso para quienes aprecian las setas y hongos. En sus bosques, praderas y pinares pueden encontrarse hasta 150 variedades de hongos de las que […]

Durante los meses de otoño, y principalmente entre octubre y noviembre, Soria se convierte en uno de los mejores lugares para los amantes de la micología. La provincia entera es un paraíso para quienes aprecian las setas y hongos. En sus bosques, praderas y pinares pueden encontrarse hasta 150 variedades de hongos de las que alrededor de 50 son comestibles, destacando los níscalos, setas de cardo y boletus.

A lo largo de estos meses es ya tradicional que se organicen diversas rutas micológicas para conocer y saber diferenciar las diversas especies de setas, distinguir cuáles son comestibles y cuáles tóxicas, aprender a recolectarlas y además, poder degustarlas después en alguno de los menús especiales que se preparan en muchos restaurantes de la provincia.

Paquetes turísticos especializados

Como es el caso del Hotel Alfonso VIII, que ha preparado un año más sus Jornadas Micológicas de Otoño, que se incluyen en varios paquetes turísticos que incluyen una o dos noches en régimen de media pensión, paseos por el Parque de La Dehesa, con un centenar de especies arbóreas y por los bosques de Soria para conocer con especialistas las diversas variedades de setas, cómo se deben recolectar, cuáles son comestibles y cuales tóxicas y terminar con una degustación de platos micológicos o con un completo Menú Degustación Micológico, según opciones.

Esta propuesta de ocio y gastronomía coincide además con la Semana de la Tapa Micológica que se celebrará en Soria finales del mes de noviembre.