Tradicionalmente, el último domingo del mes de agosto la localidad leonesa de Mansilla de las Mulas celebra Feria del Tomate, dirigida al reconocimiento y exaltación del Tomate de Mansilla y sus características diferenciales con respecto a otras variedades.

El Tomate de Mansilla es un fruto de color rojo, achatado, de tamaño medio-grande y piel fina. Ya en antiguos escritos, aunque no se hace referencia específica al tomate, se habla de la producción agrícola de la localidad, resaltando que “produce trigo, centeno, cebada, garbanzos, lino, habichuelas, hortalizas y pastos”. El tomate se cultivaba, como una hortaliza más, de cara al autoconsumo, desarrollándose como cultivo comercial hace unos treinta años.

El tomate de Mansilla

Aunque se da en toda la Vega del Esla, el área de producción principal se concentra en Mansilla de las Mulas y Reliegos, seguidos de Santas Martas y el recto de la Vega hasta Valdepolo. Tradicionalmente se cultivaba a partir de las semillas secas del año anterior con las que se preparaban los semilleros. En ellos, la planta permanecía entre febrero y mayo, cuando se trasplantaba. Se utilizaba el riego en el surco y sulfatado frente a pulgón, seguido de tratamientos frente a oidio y mildiu. La planta no se solía empalillar, obteniéndose producciones de 2 a3 kilos por planta.

En la actualidad existen pocos productores que conserven la semilla autóctona, los demás emplean híbridos. Hay algunos hortelanos que cultivan el tomate en invernadero, aunque siguen predominando los sistemas tradicionales, pero con cultivo bajo acolchado de plástico negro, que reduce los tratamientos, y se usa el riego por goteo. Se recoge tirando a verde, entre agosto y octubre. Entre las propiedades del tomate de Mansilla:

Es de bajo valor calórico, tiene un alto contenido en agua, pobre en hidratos de carbono y alto contenido en vitaminas (C y ácido fólico) y minerales (potasio e iodo).

De color rojo vivo, muy aromático, de piel muy fina, sabroso, con bastantes semillas y un cierto toque ácido. Producto muy perecedero, en frigorífico se mantienen bien hasta 5-7 días después de la recolección.

Un cultivo que hay que mantener

Sus mayores problemas derivan de escasez de la producción, así como de la fuerte concentración en el tiempo de la cosecha, entre agosto y septiembre, justo en el momento en que hay más producción en el mercado y, por lo tanto, más competencia. A esto hay que añadir el predominio de agricultores de edad avanzada, con muy pocos jóvenes que se incorporan a la producción, lo que dificulta su continuidad, ya que es un cultivo muy trabajoso, que necesita mucha mano de obra (sobre todo para la recolección de cara a la venta para consumo en fresco). Si que quiere mantener la calidad se trata de un producto caro y su venta se dificulta porque hay escasos canales de comercialización. Como principal activo cuenta con una gran calidad y con un conocimiento de sus técnicas de producción muy difundido.

La Feria del Tomate

Precisamente por ello, la difusión del producto se está potenciando con la celebración de la Feria del Tomate en Masilla y con el apoyo institucional de diversos organismos locales.

En esta popular feria, que este año tendrá lugar el domingo 27 de agosto, se organizan en Mansilla de las Mulas diversas actividades de tipo lúdico y cultural, como conferencias sobre el tomate de Mansilla y sus características diferenciales con respecto a otras variedades, degustación de tapas y platos con tomate de Mansilla, o una guerra de tomates en la Fuente de los Prados, entre otras acciones.

Resumen
Título
Preparando la Feria del Tomate de Mansilla
Descripción
Tradicionalmente, el último domingo del mes de agosto la localidad leonesa de Mansilla de las Mulas celebra Feria del Tomate, dirigida al reconocimiento y exaltación del Tomate de Mansilla.
Autor