La olla de la matanza en los meses de diciembre y enero (una forma de conservar de la carne del cerdo que luego se utilizará durante todo el año), los garbanzos con bacalao, las castañas guisadas durante la Cuaresma y Semana Santa o los guisos y cocidos durante todo el año, son platos típicos de […]

La olla de la matanza en los meses de diciembre y enero (una forma de conservar de la carne del cerdo que luego se utilizará durante todo el año), los garbanzos con bacalao, las castañas guisadas durante la Cuaresma y Semana Santa o los guisos y cocidos durante todo el año, son platos típicos de la gastronomía de la zona noroccidental de la provincia de Sevilla, más conocida como el Corredor de la Plata.

Este privilegiado emplazamiento geográfico ha formado parte desde el siglo II a.C. del llamado Camino de la Plata o Al balath, la ruta que utilizaban las tropas romanas para transportar este noble metal desde el sur hacia el norte de la Península Ibérica, una ruta que se extiende desde Sevilla a Gijón atravesando Andalucía, Extremadura, Castilla y León y el Principado de Asturias.

Libro del MARM sobre La Ruta de la Plata

Ahora, el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, acaba de publicar el libro resumen La Ruta de la Plata, escrito por María Zarzalejos Nieto, que ofrece un estudio sobre la historia, la cultura y los lugares más destacados de este peculiar camino, un interesante recorrido por la la agricultura, la ganadería, las tradiciones gastronómicas, los yacimientos arqueológicos y monasterios más destacados, las fiestas populares y la cultura de los diferentes pueblos y comunidades de la Península Ibérica que atraviesa esta ruta y de cómo se crearon influencias mutuas entre ellos que han pervivido hasta nuestros días.

La publicación, que también incluye una serie de fotografías, recetas y elaboración de platos típicos, bibliografía y material audiovisual, se puede adquirir a través de la tienda virtual de publicaciones del MARM, en la página web www.marm.es

La antigua cocina del Corredor de la Plata

Pero por otro lado, la tradición popular gastronómica del sevillano Corredor de la Plata ha sido recogida en la llamada Guía de recetas antiguas del Corredor de la Plata, un recetario editado por la asociación sin ánimo de lucro Grupo de Desarrollo Rural (GDR) que recopila y da a conocer los platos más característicos, utensilios e historias ligadas a cada receta típica de los siete municipios que constituyen la comarca: Aznalcóllar, Castilblanco de los Arroyos, El Castillo de las Guardas, Gerena, El Garrobo, El Madroño y El Ronquillo.

Un total de 30 propuestas divididas en tres apartados: Recetas antiguas, Recetas de gañanes y Postres. Aunque la mayoría de ellas son muy sencillas y populares, la elaboración de alguna de ellas puede parecer algo complicada en nuestros días debido sobre todo a la terminología o a la dificultad de disponer actualmente de alguno de los productos indicados.

En cualquier caso merece la pena recuperar tradiciones como la caldereta de jabato, los gañotes de salmuera y vinagre, los cascarones de aceite tibio, el arroz con gallipiernos o el menudo con patatas, por no hablar de postres como el piñonate, los pestiños, las poleas canas, la torta de manteca, etc…

La guía se puede descargar gratuitamente en la página web del Corredor de la Plata: www.corredordelaplata.es, o bien solicitarla en cualquiera de las oficinas de turismo de alguno de los siete municipios de los que consta la comarca.

{jathumbnail off}