El Consejo Regulador de Rías Baixas desarrollará durante la última quincena de este mes de febrero una serie de charlas divulgativas para concienciar a los viticultores sobre la necesidad de involucrarse en una viticultura sostenible, que mantenga el equilibrio de calidad y rentabilidad en el ámbito de producción de la Denominación de Origen de Rías […]

El Consejo Regulador de Rías Baixas desarrollará durante la última quincena de este mes de febrero una serie de charlas divulgativas para concienciar a los viticultores sobre la necesidad de involucrarse en una viticultura sostenible, que mantenga el equilibrio de calidad y rentabilidad en el ámbito de producción de la Denominación de Origen de Rías Baixas.

Son talleres abiertos y se dirigen a los 6.618 viticultores que conforman esta denominación. Los diez talleres previstos se impartirán en diferentes ayuntamientos de las cinco subzonas (Val do Salnés, O Rosal, Condado do Tea, Ribeira do Ulla, y Soutomaior) que integran la DO Rías Baixas.

Accesibles a todos los viticultores

Las charlas serán todas a la misma hora de 19 h. a 22 h. en los ayuntamientos de Arbo, Salvaterra, O Rosal, Cambados, Meaño, Ribadumia, Meis, Vilanova, Portas y Vedra. El objetivo itinerante de estas charlas es el de facilitar la accesibilidad de los viticultores, para que todos los interesados puedan asistir a las mismas.

Todos los temas a debate

Durante estos talleres, se explicará a los viticultores las funciones del Consejo Regulador, basadas en el control del origen y calidad de sus vinos en los mercados, así como en su promoción. Para ello se reflexionará hacia dónde tiene que ir la viticultura en la DO Rías Baixas se valorará si en los 23 años de trayectoria de este Consejo Regulador se están tomando las decisiones más adecuadas en esta materia.

Otras cuestiones que se abordarán en estas charlas son si se puede producir con límite o si en aras de la calidad se debe atender a otros valores, marcados por los profesionales del Consejo Regulador.

También se debatirá sobre los problemas que se producen con la sobreproducción o la falta de producción, hechos que han tenido lugar a lo largo de la historia de la Denominación de Origen Rías Baixas, así como de la necesidad de tener producciones estables y sus efectos positivos, una viticultura basada en la excelencia o la necesidad de adaptar la producción a las oportunidades del mercado, sin desfases entre lo que se produce y se vende.